Con la clementina en mano.

Así como cuando lo único que tienes en manos es una rica clementina, así es la vida.
Lo único que tienes en manos es el ahora, el presente que es completamente tuyo. Ya el pasado no importa y el futuro será tan cierto como tu presente si así lo deseas. Ese anhelado futuro feliz es creado por tu felicidad presente.
Yo estoy aprendiendo que lo único cierto en la vida es este momento que puedo disfrutar ahora, este momento que me regaló la vida, y no sé que será mañana, ni en un mes, ni en un año, así qué me regalo el ahora, poniendo mi corazón al 100% para disfrutar mi rica clementina. Estamos condicionados a controlar todo, a tener todo planificado, y nada es certero. Lo único que me da el sentimiento de certeza es que Dios me dio este ahora, este momento, este presente. Lo demás puede no existir, como puede que si.
Nada en la vida es tan certero como lo que estoy haciendo ahora mismo.
Y sigo aprendiendo día tras día de esto, y así me sigo desprendiendo, sigo viviendo y no existiendo.
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.