La Pregunta

—¿Qué es la vida? —preguntó con voz firme a su abuelo.

—La vida es ya —dijo de inmediato acompañando la respuesta de una media sonrisa.

—Pues no lo entiendo —le indicó mientras fruncía el entrecejo como hacía cada vez que dos y dos no le daban cuatro.

—Tranquilo, para cuando lo entiendas ya habrá pasado —contestó el abuelo con una estruendosa y agria carcajada.