«Vive sin apegos!»

Aprendamos a ser autónomos dentro de todas nuestras relaciones, ya sean de pareja o familiares, y respetar el espacio personal de cada uno.

Para lograr esto, es necesario basarnos siempre en la confianza.

Las personas deben establecer vínculos de amor, pero al mismo tiempo, necesitan de espacio personal y de autonomía.

Cuando desarrollamos un apego ciego y desmedido hacia nuestra pareja, dejamos de ser nosotros mismos. Ya no podemos diferenciar el «yo», del «nosotros», nos volvemos dependientes y desarrollamos un amor tóxico.

Los Cinco principios del «DESAPEGO» para nuestra salud emocional:

  1. El DESAPEGO no es romper los vínculos emocionales, es reforzarlos con mayor equilibrio.

a) Las personas debemos ser autónomas, seguras de nosotras mismas y con una adecuada madurez emocional.

b) Disponer de una buena autoestima.

c) No tener miedo a la soledad.

d) Ser capaces de hacer cosas por si solas y no depender de segundas opiniones.

2. Yo soy responsable de mi vida. Mi felicidad depende de mi, no de otras personas. Mi bienestar no depende de lo que la otra persona haga, diga o deje de hacer.

3. Soy una persona libre, pero debo favorecer también la libertad de los demás.

a) Respetar a los demás.

b) Amar a alguien no es controlar ni dominar.

c) En la confianza está implícita la libertad. Si yo confío, ofrezco espacios personales a quien amo.

4. Aprender a vivir el presente. Valorar el «aquí» y el «ahora». Aceptar la realidad y los hechos que van sucediendo. Aprender de cada uno de ellos.

5. Tomar conciencia de que nada es eterno. Las pérdidas forman parte de la vida.

Ama la vida, vive intensamente, con los pies bien puestos en la tierra y la mirada, en el cielo.

Viaja con poco equipaje y no permitas que los apegos te roben tu libertad!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.