Cuidarse

“ -Voy a salir- avisé
-bueno, cuídate- me dijeron.”

Cómo estamos ¿no?

Al nivel que llegamos.

Yo tengo que tener cuidado.

Yo tengo que andar por la vida con precaución porque los hechos, las cosas que pasan, me fueron enseñando que si me pasa algo va a ser mi culpa.

Si alguien se atreve a hacerme algo, yo soy responsable.

Si me tocan sin consentimiento, si me violan, me golpean, me desaparecen o me matan será, sin dudas, mi culpa.

Si hacen lo que se les antoja conmigo es porque no me cuido bien.

El culpable nunca será el victimario, o la sociedad que se ocupa de educarnos así, de reproducir esta ideología.

Las culpables somos nosotras.

Si no es porque se nos ocurrió andar solas, es porque nos vestimos de manera provocativa.

¡¿Como se nos ocurrió?!

Hagamos lo que hagamos siempre hay algo que lo justifique y siempre habrá alguien dispuesto a sentarse detrás de una pantalla para justificar lo injustificable.

Entonces andamos con miedo.

Nos asusta caminar por las calles solas, de mañana, de tarde y de noche.

Andamos paranoicas y a la defensiva.

Y no es locura de algunas, no es exageración, es la realidad.

Ahora quiero saber ¿es mucho pedir caminar tranquila y sin miedo?

Quiero poder ir a donde tenga ganas de ir sin que mi familia tenga miedo de lo que puedan hacerme.

Sin temer de que algún “loco” se le antoje hacerme algo.

No quiero ser yo la que tenga que tener cuidado a la hora de salir, quiero que ellos de cuiden de hacerme algo que no deben porque de lo contrario serán culpables de sus actos y se hará justicia.

¿Es mucho pedir?

Like what you read? Give Sofía ♀ a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.