“1602”… Una mirada deconstruida del Universo Marvel desde la perspectiva de la época Isabelina en Inglaterra


Ante la fiebre impuesta por la “Casa de las Ideas” en el cine, recomendamos estas historias alternativas que nos presentan a sus héroes en periodos históricos a veces inimaginables.

Por: Iván Samudio

Una verdad absoluta es que en plena mitad de la segunda década del siglo XXI, Marvel Cómics ha llegado para quedarse con una revolución de superhéroes en la pantalla grande, consolidando un Universo propio llamado la Tierra 199.999 que comparte un espacio con otros múltiples universos editoriales, allí viven, existen y se han reinventado una gran cantidad de personajes. Básicamente, esto es un árbol complejo de mundos paralelos.

Para todos aquellos que hayan quedado atrapados con estas aventuras cinematográficas, pero que desean conocer otro tipo de relatos en otro contexto, un universo como la Tierra 311 puede ser una alternativa interesante de lectura donde se plantea que el origen de estos personajes tiene como epicentro Inglaterra durante la época Isabelina en el año 1602. Algo que podría ser extraño teniendo en cuenta la manera en que Marvel nos ha presentado sus creaciones, en este caso todo ubicado dentro de un relato interesante y muy bien construido gracias a un prodigio de la historieta como Neil Gaiman.

Lo más interesante de esta historia que se divide en ocho entregas, es poder ver un proceso de investigación profundo para la construcción de su guión, donde el origen de estos héroes se va entretejiendo con diversos acontecimientos históricos ocurridos en el viejo continente. A esta obra le sumamos el espléndido arte de Andy Kubert y Richard Isanove, autores que han trabajado en publicaciones como “Before Watchmen”, “Flashpoint”, “Ultimate X-Men” y “The Dark Tower” de Stephen King, junto al ilustrador Scott McKowen, encargado de las maravillosas carátulas en cada número.

“1602” nos cuenta cómo en Inglaterra existen una gran cantidad de conflictos, conspiraciones, misterios e intereses alrededor de la Reina Elizabeth I, situaciones generadas por personas que desean subir al poder para conseguir sus propios fines, por algunos otros que anhelan la libertad para los suyos o por unos pocos que son fieles a la corona. A esto se suman una serie de fenómenos naturales como terremotos y tormentas que para los estudiosos entre ciencias y magia son presagios de que el fin está cerca.

De esta manera encontramos personajes como Nicholas Furia (Nick Fury) o Stephen Strange (Dr. Strange), quienes fieles a la reina como Jefe de Espionaje y Médico de la Corte, respectivamente, se les encomienda la misión de encontrar la respuesta ante estos extraños acontecimientos, poco a poco irán encontrando respuestas, inclusive en campos dimensionales más allá de sus conocimientos.

Asimismo en esta misión se une Matthew Murdoch (Daredevil), un bardo y ladrón a sueldo que jugará un papel esencial en la búsqueda y protección de un misterioso artefacto de los templarios, el cual puede ser la solución ante la situación de Inglaterra.

Por otro lado encontramos a un conde Otto Von Doom (Dr. Doom) que planea la muerte de Isabel I para que ascienda al poder Jacobo VI de Escocia, apareciendo además un personaje exclusivo de este universo llamado Virginia Dare, la primera mujer inglesa nacida en el nuevo continente, quien necesita solicitar ayuda a la reina para la colonia Roanoke, allí surgirán custodios como Peter Parquagh (Peter Parker) y el nativo Rojhaz, quienes jugarán un papel crucial en la existencia dimensional de este universo.

Finalmente encontramos a un hombre conocido como el Gran Inquisidor (Erik Lehnsherr), quien desea el final de todos aquellos seres humanos con habilidades extrañas conocidos como los Nacidos Brujos (o Mutantes). Como contraparte a este villano aparece un gran maestro llamado Carlos Javier (Charles Xavier), que desea la libertad para estos hombres con habilidades especiales gracias a su escuela de apoyo y formación.

Así aparecerán un sinnúmero de personajes como Jean Grey, Mccoy (Bestia), Robert Louis Drake (Iceman), Scottius (Cíclope) y Ángel, equivalentes a los X-Men de aquel entonces, junto a otros como los míticos Cuatro del Fantástick, Petros, Natasha y David Banner, quienes se enfrentarán entre sí y con otras amenazas para evitar que Inglaterra sucumba ante dicho complot, en el que se busca perseguir a todos aquellos que significarían una amenaza.

Una historia atrapante que transporta todo este universo a otra época, demostrando la fidelidad y cariño de Neil Gaiman por las creaciones de Stan Lee, Steve Ditko y otros grandes Marvel, donde con mucho ingenio y conocimiento histórico nos presentan a todos estos personajes en otro entorno para convertirse en algo completamente creíble, acorde con las situaciones geopolíticas y socio-culturales de Inglaterra en el año 1602.

A esta serie se le suman tres secuelas: “1602 Nuevo Mundo”, donde nos cuentan las aventuras de Peter Parquagh y David Banner como nuevos héroes en América, allí conocerán a diversos aliados y villanos. “1602 Fantastic Four”, donde se cuentan las aventuras de los Cuatro Fantásticos en Londres como aventureros temerarios gracias al mando ingenioso del científico descubridor Sir Reed Richards. Y por último “1602 Spider-Man”, contando las aventuras de este joven héroe enfrentándose a varios villanos reconocidos de su galería y luchando junto a otros héroes paisanos de su entorno.

Lectura recomendada de historietas de superhéroes como un acercamiento a realidades paralelas, similar a los Elseworlds de DC Comics, donde podemos refrescarnos con otras historias bastante variadas en diferentes entornos. Como otro recomendado valdría la pena referenciar la serie “Marvel Noir”, la cual se ambienta en otro universo donde los superhéroes desarrollan sus aventuras al estilo de los relatos de detectives y crímenes en el cine de los años 40 y 50.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.