Un golpe de suerte con la familia Simpson

Relato y reseña de lo que significó encontrarse con el pasado, gracias a un vinilo en el que la legendaria familia de Springfield hizo su debut musical.

Por: Iván Samudio

Relato en el tiempo

No se si les haya ocurrido en sus vidas esto que les voy a contar a continuación, donde una persona en su estado “adulto” tiene un reencuentro con su pasado, bien sea por una imagen, un comentario o porque simplemente algo muy adentro de su mente se activó, trayendo consigo un cargamento de anécdotas donde aparecen objetos de la niñez o adolescencia que nos encantaría poseer de nuevo, bien sea por lo que significó para nosotros o por su valor cultural.

Toda esta introducción viene a que la semana siguiente al pasado 16 de Febrero, día en el que se celebraron los 61 años del señor Matt Groening (Creador de Life In Hell, Futurama y Los Simpsons), decidimos rendir un homenaje a su vida y obra en Madrugadas Radiónica, dedicando cinco programas para hablar sobre ese universo creativo que se lleva desarrollando con mucho esfuerzo desde 1977.

Uno de los temas que se trataron durante este especial fue Los Simpsons en la música, donde escudriñamos varios de los trabajos discográficos de esta familia, los cuales datan desde 1990 hasta el presente con discos como bandas sonoras de sus producciones y trabajos originales entre cóvers y canciones propias… Obviamente fue de carácter obligatorio referenciar su primer álbum en estudio llamado “The Simpsons Sing The Blues”.

Al momento que programé música de esta pieza y estuve hablando al aire de sus características, tuve esa misma sensación descrita hace un momento, donde sentí la necesidad de poseer este trabajo tal cual como lo tuve a comienzos de los años 90, ya que infortunadamente este se extravió en un trasteo junto a otros álbumes como “El disco gordo de Petete”.

Por azares del destino y por recomendación de un amigo, hace poco tiempo terminé mirando antigüedades en una tienda de juguetes de la capital, cuando vi en una vitrina junto a unos discos de los Pitufos, el disco debut de la familia del 742 de la Avenida Siempreviva de Springfield. Esto fue una especie de revelación de proporciones casi “épicas”, porque fue como si la vida hubiera escrito este reencuentro de una manera tan mágica, como cuando un niño vive los días sin preocuparse por el tiempo.

Una cosa es escuchar este disco en el año 1991 a la edad de cinco años y otra es disfrutarlo en todo su esplendor en el 2015 a los veintiocho, porque la música como las artes siguen siendo las mismas, pero el que va cambiando es uno con su modo de pensar y de apreciar la vida, el entorno y la historia.

Reseña entre canciones

Sentarse a escuchar un disco en vinilo hoy puede significar para unos un acto relacionado con una tendencia que afortunadamente regresó del pasado, mientras que para otros sigue siendo la mejor manera con la que sus padres les enseñaron a apreciar la música. Confieso que ponerse en la disposición de revivir, retomar y analizar de nuevo un disco en el presente, es una experiencia multi-temporal altamente gratificante.

“The Simpsons Sing The Blues” es una obra maestra de comienzo a fin, gracias a su mezcla entre el humor de este grupo familiar y su ciudad, con la maestría de grandes músicos y colaboradores participantes. Aquí encontramos cinco canciones originales escritas por guionistas y productores del programa como Matt Groening y James L. Brooks, junto a artistas destacados como Michael Jackson y Dj Jazzy Jeff. Además cinco cóvers de grandes músicos como Albert King, Chuck Berry y Randy Newman, donde aportan musicalmente figuras de la talla de Tower Of Power, B.B King y Dr. John.

Una combinación de mundos animados y reales entre Blues, Rock ‘n’ Roll, Pop y Rap.

El disco abre con la alucinante “Do The Bartman”, sencillo que llegó a conocerse en la televisión colombiana hacia 1991 gracias al programa humorístico “No Me Lo Cambie”. Aquí Bart Simpson interpretado por Nancy Cartwright, nos da una explicación rebelde y picaresca con rimas de Rap sobre quien es él, invitando a todo el mundo a bailar, a que imiten los pasos y sigan su estilo… ¡A que hagan el Bartman!

Esta canción creó una tendencia y fue la razón del éxito del disco, en parte porque fue compuesta por Michael Jackson y Bryan Loren.

En el corte número dos tenemos a “School Days (Ring! Ring! Goes The Bell)”, primer cover del álbum interpretado por Bart Simpson, donde se hace una versión de uno de los grandes clásicos de Chuck Berry en los años 50 para la Chess Records. Divertida como la original, este es un Rock ‘n’ Roll que cala perfectamente con la actitud tipo “Daniel El Travieso” de Bart, donde narra un día de su vida en la escuela primaria de Springfiel. Como artista invitado en la voz encontramos a David Johansen bajo el seudónimo de Buster Pointdexter, importante actor, escritor y cantante quien hizo parte del elenco Satuday Night Live y además miembro de la agrupación New York Dolls.

El track número tres luego de “Do The Bartman” para mí es de lo mejor del disco ya que encontramos a Homero Simpson encarnado por Dan Castellaneta cantando su versión de “Born Under a Bad Sign”, famosa canción interpretada por la leyenda del blues Albert King y escrita por Booker T. Jones y William Bell en los años 60. Una pieza perfecta para ser versionada por el padre de la familia Simpson, ya que habla sobre la relación entre la buena y la mala suerte en la vida, obviamente adornada con los toques humorísticos del personaje, donde inclusive a su cierre hace un comentario sobre cómo podría ser su nombre si fuera interprete de Blues: Muddy Simpson, Big Homer, T-Bone Homer, Blind Lemon Simpson, Blind Lemon-LimeHomer, Blind Grapefuit Homer y Blind Strawberry Alarm Clock Homer.

Esta versión de “Born Under A Bad Sign” cuenta con la participación de B.B. King como guitarrista invitado.

La siguiente canción del disco se titula “Moanin’ Lisa Blues”, único tema del disco que ya había aparecido en la serie de televisión, más exactamente para el sexto episodio de la primera temporada, conocido como “La Depresión de Lisa”. En este se cuenta la relación entre ella, su saxofón y su mentor, maestro e inspiración, el jazzista “Encías Sangrantes” Murphy. Esta preciosa pieza cantada por la propia Lisa en la voz de Yeardley Smith, nos hace una descripción de su familia, su personalidad diferente a la de otros niños y la relación con su mejor amigo, el saxofón.

“Moanin’ Lisa Blues” cuenta con la participación de Joe Walsh de “The Eagles” en las guitarras, John Sebastian de “The Lovin Spoonful” en la armónica y la agrupación Tower Of Power en los vientos.

Llegamos a la mitad del álbum con un segundo sencillo promocional para Bart Simpson conocido como “Deep Deep Trouble”, una canción que nos habla de manera más profunda sobre su traviesa personalidad y la relación con sus padres, propiamente con Homero quien también interviene con algunos diálogos. Este rap fue escrito por el propio Matt Groening y contó con la colaboración de Dj Jazz Jeff y Will Smith bajo el nombre de “Fresh Prince” (Seudónimo artístico con el que produjo música gracias al éxito de la serie de Televisión “El Príncipe Del Rap”).

El sexto corte e inicio del lado B, es una canción original de Billy Hollyday escrita en 1939 bajo el nombre “God Bless The Child”, tema que en este caso es interpretado por Lisa Simpson acompañada del propio “Encías Sangrantes” Murphy. Una reversión muy bien pensada para la niña prodigio de la familia, ya que en esta hace una crítica sobre el dinero, los despilfarros y la riqueza, pero además una plegaria a Dios para que nunca le falte nada a los seres más felices y completos del mundo: los niños.

Tierna y sincera, esta es la canción conmovedora del disco, además por la dulce presentación de Lisa llegando al estudio a grabar frente a los productores.

Después encontramos una canción adaptada de la versión original de Randy Newman conocida como “I Love To See You Smile”, donde con un estilo muy Simpson, Homero y Marge se declaran su amor el uno al otro. Una versión bastante tierna y romántica que fue acompañada en el piano por el grandioso bluesman Dr. John.

A esta le podemos sumar la segunda participación de Marge para la canción “Springfield Soul Stew”, basada en el clásico “Memphis Soul Stew” del gran saxofonista King Curtis, donde gracias a una narración de la ciudad se van incorporando diferentes instrumentos.

Llegamos al cierre del disco con dos temas originales, “Look At All Those Idiots” y “Sibling Rivalry”, la primera cantada por el Señor Burns y Smithers donde hablan sobre el pobre desempeño laboral de los empleados de la planta nuclear, junto a la segunda que es otro diálogo cantado entre Bart y Lisa acerca de su relación como hermanos.

Como datos adicionales vale la pena destacar que este disco estrenado un 4 de Diciembre de 1990, fue un proyecto ideado por David Geffen fundador de la Geffen Records, el cual se ubicó en el puesto tres de los listados de la Billboard, donde con tan solo una semana en el mercado vendió un millón de copias certificándose como disco platino, mientras que en Inglaterra a las dos semanas ya se había certificado como disco de oro por vender 400.000 unidades.

Otro dato curioso fue que a pesar de que Michael Jackson colaboró en la composición de “Do The Bartman”, se hicieron negociaciones para que él cantará esta canción junto a Bart, las cuales nunca llegaron a un acuerdo.

Desde mi punto de vista opino que reencontrarse con estas joyas musicales es una experiencia única, entre otras cosas porque aquí se ratifica que Los Simpsons siempre han ido más allá de los chistes y los “Douh!” de Homero, además de una gran cantidad de mensajes bastante profundos que hablan acerca de la cultura popular y la sociedad tanto norteamericana como mundial.

Este es un disco que tiene el poder de devolver al escucha a esos días en los que todo el mundo se identificaba a su manera con Bart, pero a la vez es un producto altamente exitoso donde se fusiona la música de grandes artistas con la personalidad de la familia, generando canciones divertidas, alegres, felices, graciosas e inclusive reflexivas… Todo un viaje sonoro para comprender a los Simpsons desde la música.

Este es su primer trabajo discográfico que junto a su segundo disco, “El Álbum Amarillo”, son producciones originales y cóvers de material nunca utilizado en los episodios de la serie, ya que después saldrían gran cantidad de trabajos con canciones y musicales propios de sus apariciones en la televisión y el cine.

Para finalizar, si a usted un día de éstos le toca a la puerta de la mente ese niño que todos llevamos dentro, por favor, no dude en hacerle caso porque seguramente quiere recordarle algo importante.



Show your support

Clapping shows how much you appreciated Radiónica’s story.