La nada.

La nada no existe mientras haya vida. A pesar de la muerte, puedes empujar ahora más fuerte.

Puedes crear algo desde la nada, si tomas la nada como el punto más bajo de autoestima. Puedes crearte a ti mismo, como desees. Como te dé la gana. Mira al espejo. Que eres? Eres como cualquier otro, entonces que te frena? Que te limita?

La nada es el mejor sitio para saber quién eres en realidad. Tu.

Desde la nada estás en el punto de no retorno, todo lo que viene a partir de ahí es positivo. No hay vuelta atrás. Por suerte.

A partir de la nada tienes el papel en blanco desde el que puedes crear aquello que desees. Sin limites.

La nada aparece cuando destruyes todo lo que tienes y solo te queda tú mismo.

La nada es el mejor sitio en el que se puede estar, a solas con tu alma, tu silencio y tu integridad. Tu momento.

De la nada siempre creas y construyes algo mejor. Nuevo y único.

La nada no es un vacío del mundo, no es quedarte sin amigos porque puedes hacer nuevos cuantos quieras. Solo tú puedes sentir o decirte que eres nada, nadie puede decirte si eres nada o no.

La nada no es un fantasma es un estado efímero que dura lo que tú quieras que dure.

La nada es tan utópico que si no estás tú alguien cogerá el testigo y alcanzará la meta, por suerte.

La nada es tenerlo todo y no tener alma ni motivación ni ganas de seguir.

La nada es el estado en el que vas en automático a velocidad de crucero cuando tienes tanta potencia de ir a mil por hora.

La nada es creer que dominas el mundo y el tiempo pero estás en la inopia.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.