Esperando a Godot en Twitter

Una pocas ideas clave, sustentan nuestra realidad social, como si se tratara de personajes de una obra de teatro. Antes de que baje el telón definitivamente, deberíamos darnos cuenta, que es una comedia. Hemos de empezar a desmontar tales ideas, que nos han servido durante mucho tiempo, pero que hoy sólo nos sirven para cegarnos y no ver la auténtica realidad. Samuel Beckett, exponente del teatro del absurdo, escribió una magnífica obra llamada Esperando a Godot. En ella unos curiosos personajes se pasan la obra esperando a alguien llamado Godot, como si tuvieran un cita con él. Alguien les dice cada día “no vendrá hoy, pero mañana seguro que sí”. Hoy seguimos esperando a Godot en Twitter. Pero no vendrá. Salvarnos es cosa nuestra.

Vladimir: Entonces, ¿qué hacemos?
Estragon: No hagamos nada. Es lo más prudente.
Vladimir: Esperamos a ver que nos dice.
Estragon: ¿Quién?
Vladimir: Godot.
Estragon: Claro.
(Beckett, S.
Esperando a Godot, Tusquets, 1982, p22)

El discurso de la modernidad, hereda y reinterpreta muchas ideas de la tradición histórica judeo-cristiana y aporta algunas más, en ruptura con las época previas. Ese discurso social está anclado en nuestra cultura occidental, de tal manera, que no podemos sentir que existimos sin él. Nuestra identidad social está sustentada por unas pocas ideas, que nos han permitido pensar, que eramos una civilización poderosa y eterna. Simplemente somos una especie más del Planeta, un parásito de las bacterias, sin las cuales no podríamos vivir. Nuestra inteligencia y nuestra conciencia, están sobrevaloradas por nuestro puro egoísmo y nuestra profunda ignorancia. Los homínidos han evolucionado desde hace 7 millones de años y es poco probable, que duremos tanto más, al paso que vamos. Habremos sido una bonita chispa en la vida del Planeta y del Universo. Nuestra supervivencia depende ahora, precisamente, en desprendernos de nosotros mismos, de dejar de ser quienes somos, en evitar ser quienes nos han dicho que somos, durante tanto tiempo.

Estragon: Puesto que estamos prevenidos.
Vladimir: Podemos aguantar pacientemente.
Estragon: Ya sabemos a que atenernos.
Vladimir: No tenemos por que inquietarnos.
Estragon: Solo hay que esperar.
Vladimir: Estamos acostumbrados.
(op cit, p47)

Vamos a ver cuales son esas ideas clave.

  • Progreso. Ya hemos hablado de ello (ver El efecto Séneca y los escenarios del colapso digital). La ideología del progreso es falsa. Todo los desarrollos sociales tienen una fase de crecimiento y otra de decrecimiento como la vida misma. El progreso aunque haya podido ser largo, no es infinito.
  • Sepración cultura-naturaleza. Pensar que la humanidad es independiente de los recursos del planeta, ya no es posible, pero durante siglos hemos pensado, que los recursos eran infinitos y el coste de los residuos nulo. Formamos parte de la biosfera.
  • Territorialidad. La humanidad siempre ha construido justificaciones a la apropiación de la propiedad de lo común, así como la delimitación de territorios en base a la fuerza.
  • Centralidad humana. Siempre hemos pensado que la Tierra era sólo para nosotros y que otras especies estaban a nuestra disposición. Hoy sabemos, que tenemos una extrema dependencia. Por ejemplo, se estima que para 2050 no habrá nada que pescar. Si las abejas reducen drásticamente su población, la polinización pondría en jaque todos nuestro cultivos.
Vladimir: No perdamos el tiempo en vanos discursos. ¡Hagamos algo ahora que se nos presenta la ocasión! No todos los días hay alguien que nos necesita. Otros lo harían igual de bien o mejor. La llamada que acabamos de escuchar va dirigida a la humanidad entera. Pero en este lugar, en este momento, la humanidad somos nosotros, tanto si nos gusta como si no. Aprovechémosnos antes de que sea demasiado tarde. Representemos dignamente por una vez la porquería en que nos ha sumido la desgracia. ¿Qué opinas?
Estragon: No he escuchado.
(op cit, p101)

Vanguardismo

Estos conceptos analógicos de la modernidad, son también en los que se basa la digitalización, pero esta demás le añade otros determinantes.

Vanguardismo: Lo nuevo es radicalmente más importante que la copia. La innovación continua es el ADN de la digitalización. La obsolescencia extrema, para satisfacer necesidades insatisfacibles. Exponencialidad: Los crecimientos exponenciales, hacen que la adopción de las tecnologías sea rápida y capilar. Ubicuidad: La tecnología está disponible en cualquier sitio y en cualquier momento. Volatilidad: Los ciclos de vida de los productos son extremadamente cortos y siempre desiguales. Comunidad: La comunidad en red es el sujeto dominante.

Vladimir: Nos ahorcaremos mañana. (Pausa). A menos que venga Godot.
Estragon: ¿Y si viene?
Vladimir: Nos habremos salvado.
(op cit, p121)

La digitalización nos ayudará mucho en las próximas décadas a vivir mejor, pero si no somos previsores corremos el riesgo de perderlo todo de golpe. No podemos seguir esperando a Godot digitalmente. La promesa de la salvación tecnológica-digital no vendrá. Preparemonos para ello. No llegará desde Twitter. Los meta-relatos sociales son mitos, que hemos construido para sustentar nuestras sociedades, como los antiguos crearon sus dioses. Para protegernos. Pero ha llegado el momento de ejercer nuestra madurez como especie y conseguir vivir en simbiosis metabólica con la naturaleza. ¿Tú también estás esperando al tweet definitvo?

Vladimir: ¿Qué? ¿Nos vamos?
Estragon: Vamos.
(No se mueven.)
TELÓN
(op cit, p122)


Posted by Rais Busom

Originally published at blog.busom.com on March 15, 2015.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Rais Busom’s story.