Cirugía de mi ojo izquierdo en el Instituto Zaldivar

(Argentina)

Hace algunos años descubrí que tengo Síndrome de Marfan y que la enfermedad me pegó principalmente en los ojos: ambos con una subluxación severa del cristalino y difícil de resolver.

A los 7 años mi visión era muy defectuosa y comencé a tener una irrefrenable pérdida de la visión.

Con el correr de la vida me fui acorralando en el límite de mis propias posibilidades, dejando atrás desafíos tan cotidianos como los de conducir de noche o visitar lugares desconocidos, o cualquier otra decisión que redujera aún más mi acotada zona de seguridad.

Durante muchos años me atendí con decenas de “eminencias” y no tanto, que en un principio vieron en mí un objeto de estudio universitario pero con el correr del tiempo terminaron esquivando el bulto. Era 2014 y mi realidad estaba tan desdibujada que me convertí en un paciente desesperado por salvar los ojos y volver a ver normalmente, algo tan simple y complejo como eso.

Escribo esto porque me operé el ojo más comprometido en el Instituto Zaldivar y fué un éxito que quiero compartir. Escribo porque fue una parada brava y mi experiencia puede servirle a muchas personas que como yo, buscaron seguridad antes de entregarse a una intervención nada fácil (y para nada económica).

Quiero decir que esta vez del otro lado hubo un equipo humanamente infinito, con científicos de vanguardia, que supo guardarse toda la ciencia para ellos y liberar todo el afecto para mí. Una verdadera práctica profesional en equipo que realmente diluyó todos mis miedos.

No se me ocurre un gesto de gratitud expresable en palabras por el trabajo que hicieron los cirujanos Adriana Lotfi y Juan Carlos Grandín.

Al momento de escribir esto han pasado 6 meses de la cirugía y el resultado es simplemente increíble. No sólo la pantalla de mi vida ha cobrado luz y detalle, sino que mi actual visión es algo inédito para mí, algo nuevo, algo nunca antes visto :)

¿Qué me hicieron? Facoemulsificación del cristalino con colocación de lente intraocular pegado a la esclera con adhesivo tisular (“Glued IOL”)
Esta técnica con pegamento es muy nueva y ha sido desarrollada por Zaldivar y gente de la India. Ya la realizan de rutina y era nuestro Plan C dentro del quirófano! Épico.

Y hasta aquí llegué amigos. Ojalá les sirva mi experiencia porque la falta de información siempre fué mi principal angustia.

Adelante!