Remembranza (I). Todo pasa.

Es la primera vez que reúno mis videos caseros para crear un diario. Toda la vida he filmado home movies. Busqué en el diccionario la palabra “remembranza” y encontré: “Conjunto de imagenes guardadas en la memoria”, entonces Remembranza me pareció un titulo justo para mi primer diario en imágenes. Para montar la película tomé los últimos ocho años de mi vida porque coinciden con el nacimiento de mi primer hijo, aunque hay mucho mas material para atrás y para adelante, ya que siempre estoy filmando algo nuevo. No llevo casi nunca una cámara encima, o sí: el teléfono, pero no estoy a la caza de imagenes todo el tiempo. Mis influencias son muy pocas y todas a la vez. El diario cinematográfico me resulta natural. Me dijeron que soy un freak de los “climas” y ese mote me movilizó a despojar cada plano hasta su más crudo registro. Mi mantra es: “Hazlo simple, que nada falte, que nada sobre”. Esto es un diario de instantes, una madeja de emociones, un intrincado laberinto de recuerdos donde extraviarse es una forma de avanzar.

Notas de trabajo sobre Remembranza: un cuaderno fílmico durante mi primera experiencia como padre.