Mi amiga Elsa se ha muerto como del rayo

Ra Pedrosa
May 18 · 4 min read

Mi amiga Elsa se nos ha muerto como del rayo. Y el pecho me aprieta porque no me lo creo. Porque sé que estabas malita, pero no puedo y no me quiero creer que una mujer tan joven, tan decidida, con tanto criterio, tan cariñosa y tan, tan inteligente pueda haberse ido de nuestro lado tan pronto.

Elsa Andrés, la abogada del Estado, que se dice pronto y sin pensar. Elsa, la experta en procesos de comunicación de compañías cotizadas y de mercados de valores. Elsa, mi socia y mi consejera en el Consejo Asesor de Bracken. Elsa. Mi amiga Elsa.

Escribo esto para despedirme de ti, y escribo esto para sacar de mi lo que siento, y los sentimientos que me quedan hacia ti: agradecimiento, sobre todo, pero también afecto, cariño y admiración. Toda la admiración del mundo.

Podría hacer un obituario contando lo brillante que fuiste como abogada, y lo certeros que siempre fueron tus consejos, pero ahora que tengo que hacer balance del tiempo — corto para muchas cosas y tan largo para otras — que te conocí, prefiero hablar de tu sonrisa.

Porque Elsa Andrés fue, y será siempre, alguien que marcó nuestra vida por su buen hacer, por su talento, por su consejo, por su amabilidad y por su sonrisa infinita aún en los momentos complicados. Los tuyos, de salud, y los nuestros, como empresa.

A veces te llamaba para verte y tú simplemente me escuchabas. Y me decías dos palabras. Y esas dos palabras lo cambiaban todo y marcaban el camino.

Estaba revisando hace un rato la última sesión de fotos que nos hicimos, y que no querías publicar porque no te gustaba del todo, pero en las que todos te veíamos guapísima. Me rio ahora de aquello.

Y leo y releo aquel artículo que escribiste para Las Firmas de EFE donde hablabas de igualdad y decías que “no promoveremos cambios si no somos inconformistas”.

Promoviste el cambio. Lo hiciste en muchas empresas, y lo hiciste en Bracken. Y espero acordarme de ello toda la vida. Prometo trabajar para honrar tu legado.

Menudo palo, Elsa, menudo palo. Y pienso en tus hijos y en la ilusión que te hacían tus viajes imposibles a sitios lejanos. Y me queda la certeza de que en el cielo, donde estás más clara que nunca sonriendo como siempre, podrás seguir viajando y recorriendo planetas.

Y pienso en los que dejas aquí, todos en shock porque no tiene sentido que te hayas ido, tan joven, tan sonriente y tan querida.

Reviso nuestros últimos mensajes, y lo último que tengo de ti es el icono de una carcajada, riéndonos de nuestros sustos de salud, y preocupándote por mi mucho más que de ti. Tan generosa y tan inteligente, siempre estuviste más atenta a los demás que a ti misma. Hace apenas tres semanas, joder.

Me niego a creer que te has ido, que los andamios y los consejos de València ya no tendrán eso, tus consejos, siempre tan certeros y siempre tan acertados.

Y me enorgullezco de haber sido tu socio, y de haber contado contigo para guiarme desde que creamos la empresa y me pregunto si mañana tendré fuerzas para ir a tu funeral. Tu funeral. Qué gilipollez tan absurda.

Desde que me ha escrito Santi a mediodía y le he reclamado “¿Qué Elsa? ¿Nuestra Elsa?” llevo todo el día pensando en llamarte y preguntarte: “¿No te has muerto verdad?. Qué tontería. Tú no te puedes haber ido. Vamos a tomarnos un café a la Plaza del Patriarca”.

Claro que no, estás tan llena de vida.

Y la vida, hoy, está tan llena de ti.

Hoy, todas las preocupaciones de nuestro pequeño mundo han dejado de ser preocupaciones. Ahora sólo importa honrar tu memoria, tu inspiración y tus consejos.

Porque un día creamos una empresa, y mi amiga Elsa estuvo desde el primer día para ser mi consejera, y mi socia. Y me dijiste por donde ir, y ahora te prometo que más que nunca seguiré tu consejo.

Te vamos a llorar, amiga, y toda la vida — te juro que toda la vida — Bracken y todos los proyectos que arranque van a estar marcados por tu memoria y por tu criterio.

Porque tú no te has muerto. Tú nunca te morirás. Tus socios (Santiago, Jesús, María Consuelo, Fernando, yo) te vamos a querer siempre. Y nos vamos a acordar de ti siempre.

Ra Pedrosa

Written by

CEO of Bracken IR Financial. Former Asia Correspondent for EFE and NYT contributor.

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade