Mi experiencia en París

París es la ciudad más visitada del mundo, además de ser el sueño de miles de millones de personas. Quien no ha oído hablar de París, prácticamente no es de este mundo.

A continuación, te platicaré de mi experiencia en su totalidad, además de darte algunos consejos que seguramente te ayudarán en tu visita.

Primero lo primero… la torre Eiffel

Fue inauguradas el 31 de marzo de 1889, para la Exposición Universal de París. Lo que muy pocos saben es que en un inicio se planeó construir en Barcelona, pero el proyecto fue rechazado. Todavía sigo preguntándome qué pensarían aquellas personas que rechazaron el proyecto al ver lo increíble en lo que Torre Eiffel se ha convertido.

Al llegar, lo primero que notarás es su inmenso tamaño. La torre Eiffel es enorme, ya que mide 324 metros de altura, lo cual le hizo tener el título de la estructura más alta del mundo durante 40 años.

Al llegar notarás que hay inmensas filas para subirse en ella, cada una con diferentes precios. Inclusive puedes subirla gratuitamente por las escaleras, pero no te lo aconsejo en lo absoluto. Imagínate, al subir a pie la Columna de la Victoria quedamos exhaustos, no quiero saber lo que debe significar subir hasta la segunda planta de la torre.

Existen varias opciones para subir, pero mí recomendación es gastarse unos euros extras y entrar con GetYourGuide, quienes te dan acceso prioritario y no haces ninguna fila. Vale la pena aclarar que todos te llevan solamente hasta el segundo piso, ya que el tercer piso cuenta con un costo adicional de 6,50€.

Subir vale totalmente la pena, miren nada más qué vista tan chula podemos tener de todo París, ver la ciudad en su totalidad de punto a punto.

Si quieres comprar souvenirs, el lugar más económico es en los alrededores de la torre Eiffel, sobre todo en los negocios ambulantes. Te puedes ahorrar mucho dinero y llevar recuerdos a todos tus conocidos.

El metro de París

Líneas del metro de París

Viajar en el metro de París puede resultar ser tan difícil o tan fácil como tú decidas, la realidad es que puedes tener toda la información directamente en Google Maps: Cuál estación tomar, en cuál bajarte para hacer conexión e incluso llegar al destino de la manera más óptima posible. Lo de Google Maps está disponible a cualquier lugar donde vayas, por ejemplo, es exactamente igual en el metro de Londrés, Praga, Madrid, Berlín o cualquiera que te imagines. Así que olvídate de los mapas físicos, son cosa del pasado. Mi consejo es que descargues el mapa de la ciudad y lleves bien cargado tu móvil.

Bueno, bueno, bueno… Ya estando en la estación del metro nos vamos a encontrar con máquinas para comprar tickets, mi consejo es que selecciones el paquete de 10 tickets por 14,50 euros, ya que cada uno de forma individual vale 2,50. Lo cual significa que te estarías ahorrando una buena cantidad de dinero. Vale la pena mencionar que en París no son egoístas, y el costo para entrar al metro es estándar y nunca cambia. Lo digo porque es normal de que en otros países de la Unión Europea, regularmente el costo del ticket varía de acuerdo al lugar quieras dirigirte, mientras que en París esto no ocurre.

Un consejo: Nunca, nunca, nunca de los nuncas se te ocurra saltarte la entrada del metro de París, ya que dentro suelen haber ciertos controles de seguridad, los cuales verifican que cuentes con tu ticket, en caso de que no sea así deberás pagar una buena multa. Y no pueden ser tickets viejos, sino que sí o sí deberán ser del momento, así que guárdalo bien.

El museo de Louvre: La locura extrema…

La Gioconda, pintada por Leonardo da Vinci

Está de más decirlo, pero el Museo de Louvre es por muchísimo el famoso e importante del planeta. Esto lo hace merecedor de unas filas gigantescas para entrar, en las cuales puedes pasar horas de espera.

El arte que encuentras en este museo es invaluable, seguramente encontrarás obras que has visto alguna vez en tu vida, pero que quizás no recuerdas justo ahora. Louvre es una visita obligada, una de esas que no puedes dejar pasar jamás. Por eso, te contaré mi secreto para tener acceso prioritario de la forma más económica posible, es simple, solo hazlo desde este enlace. Debo aclarar que una vez comprado el ticket, debes acceder a un puesto de periódicos que se encuentra justo enfrente de la salida de la estación del metro llamada ‘Palais Royal Musée du Louvre’ y listo.

Date un día completo para disfrutar de las maravillas de Louvre, ya que el museo es gigantesco. Debo aclarar que no abren los martes, y que la única obra que probablemente no disfrutarás ver es a la Gioconda, porque la cantidad de personas acumuladas en esa habitación es incalculable. El metro del DF se queda corto al lado de lo que verás al estar al frente de la gran obra de da Vinci.

Catedral de Notre Dame

La catedral gótica es probablemente una de las más importantes del mundo, de hecho fue el monumento más visitado del planeta en 2013. De hecho, si buscas Basílicas y Catedrales en Google, la primer opción siempre será Notre Dame, por encima de la Basílica de San Pedro.

Llegar aquí es muy sencillo, además de situarse justo al lado del Río Sena, quizás su vista más espectacular no es su fachada, ni su interior, sino la bellísima vista de París desde la cima de sus torres.

Imágenes de la fachada trasera de Notre Dame

¿Cuánto cuesta la entrada? La entrada cuesta 8,50 euros, pero si eres menor de edad el precio por entrar y subirse a las torres será de 5,50 euros. Subirse es imprescindible y vale completamente la pena.

¿Cómo llegar hasta el Palacio de Versalles?

El Palacio de Versalles es uno de los palacios más importantes del mundo (quizás el más), ya que no solamente es increíblemente bello, sino que en este lugar se han tomado decisiones que han cambiado el rumbo de la historia de la humanidad. Para llegar hasta acá, es un poco más complejo que para acceder al resto de sitios.

Para llegar a Versalles desde el centro se debe tomar el tren llamado RER C, suele tardar aproximadamente hora y media en llegar desde el centro hasta el Palacio. Los tickets valen 3,50 euros y no son los mismos que los del metro convencional, así que deberás comprar uno de ida y vuelta, con lo cual gastarás 7 euros en llegar.

Entrar a los Jardines de Versalles es gratis y está disponible todos los días, pero entrar al Palacio tiene largas filas y no es gratis, el costo dependerá de si decides hacer colas o acceso prioritario. Igual, te recuerdo que puedes acceder mediante GetYourGuide.

Avenida de los Campos Elíseos

Esta avenida va desde el Arco del Triunfo hasta la Plaza Concordia, la realidad es que está repleta de negocios que quizás valgan la pena explorar. Hay de todo, y vale la pena darle un vistazo, incluso encontrarás quienes rentan Ferrari´s a sus alrededores.

Para comer, recomiendo una buena hamburguesa de Five Guys, y es que en este lugar no se come todos los días. Solo puedo decir que sabe delicioso, y vale la pena pagar por ella. Sin embargo, un paquete de una hamburguesa grande, papas chicas y soda a voluntad vale aproximadamente 20 euros, así que prepárate para desembolsar una buena cantidad de dinero. Lo que sí es que las proporciones son enormes, así que saldrás muy satisfecho.

Fútbol en París… Oh, París Saint Germain…

El PSG, aquel equipo que le dio el pasado 14 de febrero una paliza al Barcelona, irlo a ver es obligado para todo amante del fútbol que piense visitar París.

Los precios varían, pero puedes encontrar los boletos de forma más económica desde la web del club. Si piensas comprar los boletos a la mera hora del partido, habrá algunos pequeños problemas, sobre todo con el tema de seguridad ya que todos los acceso alrededor del estadio son bloqueados en su totalidad.

Para ingresar, deberás llegar directamente por la entrada principal, allí preguntando a los guardias encontrarás una ventanilla en la entrada del estadio donde te venderán los boletos. Los precios pueden variar, pero los más baratos son de unos 25 euros, dependiendo del partido. El que nosotros pagamos fue de 50 euros, debo decir que la vista era bastante buena.

Paseo por el Río Sena

Este es obligatorio, y te conduce por varios de los puntos más bellos de París. Pasar debajo de cada puente es maravilloso, así como el observar la bellísima infraestructura de la Ciudad Luz. Pocas cosas más románticas que dar un paseo por el Río más bello del mundo.

La realidad es que hay muchas opciones para pasear por el Río, algunas inclusive incluyen hasta una cena romántica. Sin embargo, nosotros nos fuimos por una opción bastante razonable, la cual era a través de GetYourGuide e incluía subir a la Torre Eiffel y dar un paseo por el Río Sena. Ambas experiencias fueron totalmente satisfactorias y las recomendaría sin dudarlo.

Museos, monumentos y más…

El Panteón, lugar donde se encuentra la tumba de Napoleón

¿Te has dado cuenta que todo lo que tiene París es “lo mejor del mundo” de determinadas categorías? Vamos, no lo digo yo, es una realidad. Sin embargo en París hay otros lugares por ver y conocer, tantos que nos quedaríamos cortos, pero aquí va una breve lista de los sitios importantes por excelencia:

  • El panteón. Precio: 8 euros. | Estaciones de metro: Maubert — Mutualité, Cluny — La Sorbonne o Cardinal Lemoine. Línea 10.
  • Arco del triunfo. Precio: 12 euros. | Estación de metro: Charles de Gaulle — Etoile, líneas 1, 2 y 6.
  • Catacumbas de París. Precio: 10 euros. | Estación de metro: Denfert-Rochereau, líneas 4 y 6.
  • Museo de Orsay. Precio: 12 euros. | Estación de metro: Solferino, línea 12.
  • Basilique du Sacré-Cœur. Precio: Gratuito | Estaciones de metro: Anvers, línea 2; Abbesses, línea 12.
  • Sainte Chapelle. Precio: 10 euros | Estación de metro: Cité, línea 4.
  • Centro Pompidou. Precio: 12/14 euros | Estaciones de metro: Rambuteau línea 11, Hôtel de Ville líneas 1 y 11, Châtelet líneas 1, 11 y 14.

Disney Landia, La Plaza de la Concordia y de la Bastilla, así como los Jardines de Luxemburgo o Moulin Rouge son solo algunos de lugares más reconocidos de la ciudad.

Por cierto, si eres ciudadano de algún país dentro de la Unión Europea, casi todo lo que he mencionado anteriormente es gratuito. Incluso, no tienes que ser ciudadano obligatoriamente, sino con que tengas Visado de trabajo o estudios en algún país miembro de la UE, podrás acceder a casi todo lo mencionado de manera gratuita. Aunque tiene un inconveniente: Largas colas. Sin embargo, hay un pequeño secreto, y es que si vas en compañía de alguien con acceso prioritario, podrás acceder junto con esa persona a la brevedad.

Las estafadoras de las firmas en París

Si has llegado hasta aquí es porque probablemente te interese viajar a París, y si tienes planes de hacerlo por primera vez, da gracias que te lo estoy advirtiendo porque casi seguramente darás con ellas.

El modus operandi de estas mujeres es el siguiente: Llegan con un porta-papeles y una pluma, pidiéndote que firmes para apoyar a los niños sordomudos, con cáncer o qué sé yo… Para apoyar lo que sea... Tú como eres buena gente, firmas, sin embargo en ese momento empieza lo bueno porque empiezan a pedirte una “donación”, que viene descrita en pequeño dentro del papel. Regularmente, agarras y enojado les arrojas unos dos euros, sin embargo en ese instante te dicen que el aporte mínimo es de 10 euros. Si accedes a apoyar, seguramente de dirán algo como: “¿Solo 10? El resto ha dado más. Mira: Hay quienes han dado 20 o hasta 50 euros”. En ese momento lo que sigue es o apoyas o empiezan a perseguirte varias mujeres que se encargan de seguir dicha estafa. Así que a correr se ha dicho…

Si vas a París, seguramente te las vas a topar, mi consejo es que les digas que no desde un principio, que no tienes efectivo e ignóralas. Eso hice yo, pero el resto de mis acompañantes sufrió del timo de estas mujeres en más de una ocasión.

¿Dónde te las puedes encontrar? Regularmente en los alrededores de Louvre, Plaza de la Concordia, Campos Elíseos, Arco del Triunfo o la Torre Eiffel. Regularmente estas mujeres son de nacionalidad rumana. Bajo advertencia no hay engaño.

Conclusiones

París se ha convertido en mi ciudad favorita del mundo. Visitarla es algo que debe hacerse por lo menos una vez en la vida. Vale la pena dedicarle al menos un par de semanas a esta ciudad, para recorrer sus calles como un local e inclusive disfrutar de caminar bajo la lluvia mientras escuchas música con tus audífonos. Créeme, eso último debería ser considerado un placer de la vida.

Así que, París es para todos… Para los románticos, los artistas, los ilusionistas, soñadores y para todos aquellos que no son ninguno de lo anterior, pero quieren encontrarse a sí mismos. La ciudad principal de Europa y del mundo por excelencia, una ciudad que a pesar de la oscuridad nunca deja de brillar.

Te recomiendo algunas cuentas relacionadas con París que vale la pena seguir:

Igual, puedes seguirme en mi cuenta de instagram, como @raul_rubio95 y en Twitter como @raul_rubio. Gracias por leer este artículo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.