CÓMO DISEÑAR TU VIDA

O YA DEJA DE LLORAR Y ACTÚA

“¿Que está pasando? ¿por qué no puedo ser exitosa, exitoso como los demás? ¿por qué no puedo ser mucho más? ¿durante cuánto tiempo más tendré que soportar este estilo de vida?” y aquí llega el momento cumbre, cuando te das cuenta de que, si no haces algo hoy, todos los días de tu futuro serán exactamente iguales.

Si esta idea te causa malestar, hace que te sientas frustrada, frustrado, sientes miedo con tan solo pensar que serás y harás lo mismo siempre. Entonces déjame decirte que estás preparado para dar el primer paso para tu transformación.

Solo cuando nos damos cuenta que necesitamos cambiar, es cuando seremos capaces de ser mejor. El día de hoy tu aprenderás algo que seguramente habrás olvidado hace mucho tiempo. Así que vamos a diseñar una vida.

TOMA EL CONTROL DE TU VIDA

Y esto quiere decir, literalmente, controlar nuestros días, horas y minutos. Es como si fuésemos por la vida a donde nos lleve la marea. NO EVADAS TU RESPONSABILIDAD Y SÉ PROTAGONISTA DE TU DESTINO.

Ya basta de esto, es hora de pasar de ser náufragos a convertirnos en navegante.

HAZTE RESPONSABLE POR LO QUE SUCEDE

Ya deja de culpar a los demás por tus fracasos, problemas, situaciones u obstáculos. No busques culpables, busca soluciones.

Tenemos que hacernos responsable por todo lo que nos ocurre. Debemos ser responsables de nuestros problemas, aceptarlos y asumirlos, no esperar que alguien venga a resolverlos.

Cuando te comienzas a sentir responsable por lo que sucede en tu vida, es cuando empiezas a sentir la necesidad de tomar acciones.

ELIMINA JUSTIFICACIONES, QUEJAS, LAMENTOS

Deja de quejarte por la situación del país, por tus desgracias y problemas. Deja de lamentar tu situación, de disminuirte de poner todo por encima de ti. Cuando te sientas mal por lo que te está sucediendo piensa “esto es temporal” A veces hay que dar un paso atrás para tomar impulso. Mira el lado positivo de la vida. Siéntete fuerte y poderoso.

SÉ UNA PERSONA DE SOLUCIONES; NO DE PROBLEMAS

Los problemas son para solucionarse. No hay peor situación que identificar un problema y no dedicar tu tiempo y atención en solucionarlo. Sabemos que no tenemos la vida que queremos, pero tampoco buscamos otro camino. Pero si tú estás leyendo, es porque quieres ese otro camino definitivamente y lo buscas.

Mantén esa actitud siempre. Nunca te des por vencido ante ningún tipo de problemas. Todo comienza desde tu hogar, busca soluciones efectivas a problemas simples y cotidianos. Haz una lista de todo lo que debes mejorar en tu hogar y soluciona poco a poco. Enfócate a ser una persona de soluciones y no problemas. Aplica lo mismo en el resto de tu vida.

CIERRA ETAPAS

¿Tienes asuntos pendientes? ¿Te molestan esos asuntos? Ciérralos. Punto. La mejor forma de sentirte libre es terminando todo lo que empezaste. A partir de ahora, lleva todo lo que comiences hasta el final. Desde una carrera universitaria hasta un problema personal. Si, los problemas personales también cuentan ¿tienes un problema con tu pareja, tus hijos o padres? ¿necesitas cumplir algo que prometiste? Resuelve o cumple, los problemas personales pueden dejarnos de cabeza y nos evitan seguir adelante muchas veces.

RECORRE UN KILÓMETRO MÁS

Trabaja un poco más por tu sueño, estudia más, ejercítate más, pasa más tiempo de calidad con tu pareja, esfuérzate un poco más en todo. Sé mejor que ayer. Si cada día de tu vida te enfocas a ser mejor que ayer, a hacer un poco más productivo, más rápido, más fuerte, más inteligente, siempre más. Entonces estarás controlando tus días, tus resultados y tu futuro.

CREA HÁBITOS PRODUCTIVOS

Por cada meta diaria que te propongas viene de la mano con un nuevo hábito de vida y aquí es cuando tienes que definir en qué momento del día trabajarás, a partir de hoy hasta siempre, para cumplir con tus objetivos.

Te daré un ejemplo personal. Uno de mis sueños siempre fue escribir mi propio libro. Pero nunca tenía tiempo para ello. Cada 31 de diciembre me prometía que este año si escribiría mi libro y terminaba el año y nunca tenía ni la primera hoja lista. Pero un día descubrí una técnica que me ayudó mucho. Fijar un momento preciso, justo después de una acción cotidiana precisa y un tiempo preciso y accesible para trabajar por mi meta.

Entonces decidí escribir mi libro todas las noches (momento preciso), justo después de cenar (después de una acción cotidiana), durante 15 minutos (tiempo preciso y accesible).

Por supuesto, coloqué un recordatorio en el teléfono en la hora promedio en que suelo cenar. ¿Qué ocurrió? Siempre en la cena, mi mente recordaba que al terminar tenía que escribir mi libro. El hecho de que fuese tan solo 15 minutos no me costaba nada. He perdido muchos 15 minutos de mi vida después de todo.

¿Cuál es el truco? Que uno comienza a trabajar 15 minutos, pero cuando te emocionas haciendo algo que te gusta y te motiva terminas trabajando una hora o más. Sin decirte mentira, llegue a escribir hasta la madrugada porque sencillamente no podía soltar el teclado. Aplica esta técnica con tus metas. Busca ese momento preciso para trabajar por ellas y hazlo cada día religiosamente. Se dice que después de 21 días se convierte en hábito. Te aseguro que sí.

CONCLUSIONES

Actúa.

Lee. Mucho. Nunca es suficiente.

Decir que no tienes tiempo significa que no tienes prioridades.

Diseña tu vida creando objetivos claros, divide tus objetivos hasta tener un objetivo diario que cumplir. No salgas una mañana de tu casa sin tener un objetivo en mente.

Ya sabes; lo que tú quieras hacer hazlo. Y hazlo ahora.

#PiensaFueradelaSilla

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.