La asfixia de la creatividad en México

Las escuelas asfixian

Los programas de estudios están diseñados para igualarnos.

Los sistemas de estudio tienen como objetivo crear un estándar. Los estándares no funcionan para la creatividad.

La creatividad es una pradera inagotable. Crece en la mente de todos. Los programas son máquinas podadoras. Utilizadas para crear un estándar.

Un mismo nivel de conocimiento para todos. Un mismo ritmo de crecimiento para todos.

Esto puede seguir por siempre. Y por siempre estaremos educando en el error.

La creatividad va acompañada de rebeldía. Rebeldía inteligente.

La rebeldía de preguntar el por qué y para qué.

Estamos en la carrera de la creatividad. Y en la carrera el país va perdiendo. Mientras los países desarrollados avanzan. En México los pies se arrastran. Mientras que en Silicon Valley, las escuelas de verano se encuentran rebosantes. Nosotros nos peleamos por puentes y días libres. Mientras que en Finlandia se preocupan por mejorar el sistema de educación número uno en el mundo. Nosotros necesitamos fuerzas policiacas para vigilar la aplicación de evaluaciones a los maestros.

Por favor: que no se culpe a los maestros cuando la responsabilidad es compartida.

El mundo va para adelante. Y nosotros estancados.

Los trabajos asfixian

En México es común encontrar trabajos que prohíben a los empleados el acceso a redes sociales. Diciendo pierden el tiempo.

Si el empleado se la pasa compartiendo memes de gatos es culpa de la empresa. Si el empleado lo hace es porque tiene poco o nulo interés en su trabajo. Entonces tenemos un problema de reclutación de personal. Contrataron a la persona equivocada.

En lugar de reprender debemos aprender.

Las herramientas deben estar disponibles. ¿Y si la solución al problema de empresa la puede encontrar un empleado, viendo un tutorial o entrando a un blog? lástima, nunca lo sabremos porque el internet está limitado.

El mundo es móvil. Y queremos personas sentadas en su escritorio para saber que trabajan.

Se pide a los trabajadores sean creativos en cubículos iguales. Para optimizar espacio se crean métodos para reducir el espacio creativo. Como si fueran rebaños. Las mejores ideas nunca suceden en una oficina.

¿Por qué estar sentado en una oficina es sinónimo de estar trabajando?

Lo que escribo no aplica para todos. Por desgracia si para la mayoría.

El sillón asfixia

Quedarte sentado sin aportar algo de valor es una buena forma de asfixiar la creatividad.

Decir en lugar de actuar es condenarte a vivir sin avanzar.

La creatividad es un músculo que debes cuidar. Si inviertes mil pesos mensuales en un gimnasio y te duele pagar trescientos pesos de un libro; tenemos que hablar. Si gastas mil quinientos en el antro y te duele pagar dos mil pesos por un curso. Le estás dando un mensaje al mundo. Y tu mensaje dice que no te encuentras interesado en desarrollar tu creatividad.

El sistema educativo puede estar diseñado para podar la creatividad. Tu trabajo puede estar diseñado para optimizar a costa de la generación de ideas. Pero la responsabilidad de tu vida la tienes tú. El compromiso es tuyo. Primero contigo y después con los que te rodean. Tu familia, tu pareja, tus amigos.

Cumple con tu compromiso.

Todos podemos volar y creamos basura

La elección del entretenimiento simple y vacío.

Sientes orgullo cuando creas un meme.

Sientes orgullo cuando le dan me gusta al video chistoso que compartiste.

Las herramientas cada día son más baratas y disponibles. El conocimiento del mundo se encuentra a tu disposición todo el tiempo. Si estás leyendo esto, me queda claro que no estás muriendo de hambre. Por lo que tienes acceso a los mismos recursos.

Ni siquiera necesitas de última tecnología para ser creativo.

Necesitas entregarte por completo a una misión. Realizar una tarea con significado. Eso será el detonador de tu creatividad.

Todos tenemos dudas

¿Sera mi idea será buena?

¿Mi creación será efectiva?

Nunca lo sabrás. A menos que levantes la mano para participar y presentar tu idea producto de tu creatividad.

Debes atreverte. Aunque los demás digan “riesgo”, “te van a copiar”, “vas a fallar”.

Aleja el temor de las ideas. Integra tu mente a la modalidad creativa.

Aleja el hacer por cumplir.

Intégrate al hacer por solucionar. Por aportar valor al mundo.

Somos un pueblo creativo ¿por qué nos da miedo mostrarlo?