Reflexiones sobre la #CAS2019

Roberto Canales Mora
Nov 25 · 10 min read

Ya van 10 CAS, la Conferencia Agile Spain y me apetecía hablar un poco sobre ello. Simplemente para dar una visión de mi entendimiento del contexto.

Normalmente no propongo charlas porque, como me escucho a mí mismo muchas veces, me da la sensación de repetirme (me auto-aburro) y pienso que está todo dicho pero como había cientos de caras nuevas en la CAS2019 estoy casi seguro que muchos no me habrán oido nunca y merece la pena escribir.

1.200 personas van a una conferencia y seguro que cada uno tiene unos objetivos distintos: unos irán a descubrir, otros a aprender, otros a reafirmar su conocimientos (positivos o negativos), otros a sentirse parte de un grupo, otros a conocer gente, otros a promocionar sus productos y servicios, otros a probarse en público y ganar visibilidad, etc.

Antes de empezar con otros temas, me gustaría recordar la curva (heurística) de aprendizaje.

Puedes leer aquí sobre ellas https://www.autentia.com/wp-content/uploads/libros/InformaticaProfesional.pdf Página 59

La gracia es que en distintos puntos de la curva los comportamientos serán diferentes (recordar eso de que los modelos son incorrectos pero útiles):

1 — Si una persona es nueva, le abrumará la cantidad de información. No conocerá a nadie y tendrá mucho interés en no perderse ninguna charla. Se puede sentir sólo rodeado de 1.200 personas. No parecería mala idea crear espacios para que se conozcan entre ellos, al empezar, y que se relaciones con los ya iniciados socialmente.
2 — Si ya está metido en el mundillo, será un escéptico o convencido pero irá descubriendo cosas interesantes. Asistirá a charlas más cercanas a su trabajo buscando confirmación.
3 — A medida que adquiera conocimiento encontrará más correlación y conexiones y será una esponja. Si ha ido a más conferencias tendrá amigos que querrá reencontrar. Ya le sonará gente que querrá conocer en persona incluso se atreverá a organizar. El mejor modo de hacerse relevante en un sector es organizar eventos (que desgasta mucho), porque contactas con todas las personas con visibilidad y te hacen uno de ellos (así que ya sabéis).
4 — Cuando ya lleva tiempo asistiendo a conferencias, le parecerán los mismos conocimientos mareados en todas las charlas. Es decir, aprender cosas nuevas es cada vez más difícil y todo parece una obviedad. Le empieza a parecer que ha perdido el tiempo invirtiendo 2 días. Buscará charlas de cualquier cosa que le parezca nueva y echará de menos la vuelta a los orígenes. ¡Es que sólo aceptan charlas a los que hablan de cosas novedosas! Digo que hay momentos en los que hay que dejar de leer y empezar a escribir.
5 — Se da cuenta que donde trabaja raramente puede aplicar el 30% de lo que sabe. Si no cambia de contexto, para que suponga nuevos retos, pocas ganas le van a quedar de ir a conferencias. Dejará de organizar. Empieza a renegar de en lo que se está convirtiendo el sector (que no es más que una percepción, y luego me explico).

Es más, pasa una cosa interesante, y es que no vemos la vida como es, sino cómo somos por lo que aplicamos constantemente sesgos, obviamente yo incluido porque esto es un modelo sesgado (estamos preparando fichas de sesgos y a partir de que las tenga sólo voy a contestar en twitter mandando una foto de una ficha de sesgo :-). Este video habla de 25 sesgos en pocos minutos https://www.youtube.com/watch?v=Ofhz6_6bnqU

Respecto a eso de “que vemos la vida no como es, sino como somos”, quiero hablar del concepto “revisitar conocimiento”. Si lees un libro hoy te quedarás con una serie de cosas. Si lo lees dentro de unos años te quedarás con otras. Cuando alguien presenta un conocimiento en una conferencia para mí puede ser nuevo porque alguien lo acaba de inventar o porque yo no lo conocía (aunque exista hace miles de años, como es estoicismo, pero para mí era desconocido hasta hace muy poco) y puede ser revisitado (ya lo ví en el pasado) y ahora me dice algo que antes no me decía nada. No es necesario que todo sea novedoso para que sea valioso.

Dado que en muchas conferencia las charlas se graban (Autentia graba y edita decenas de eventos https://www.youtube.com/channel/UCvZ6HKYcDtqtK1SfbIpB97g que es un trabajo brutal sincronizar slides con videos) parece que te puedes permitir el lujo de perderte charlas en una conferencia y simplemente estar en los pasillos hablando con gente, ¡ya las verás o escucharas en podcast!

Si conoces a suficiente gente o la gente te conoce a tí (libros, charlas, videos, por otros años, etc.), no hay nada más sencillo que quedarte en una zona visible y dejar que vengan otros asistentes. También pasa lo contrario, si hay gente a la que conoces puedes simplemente abordarles para hablar. Incluso si están solos puedes entrarles y tratar de iniciar conversaciones. Cuanto más asistes más fácil es.

Aquí viene una frase que escuche el otro día en twitter: Tener visibilidad no significa nada más que eso.

Que tengas visibilidad en tu profesión no significa que seas bueno en tu profesión. Significa que tienes visibilidad. Existen excelentes profesionales sin esa visibilidad. Existen visibilidades vacias de profesionalidad.

De todos modos no hace falta ser un lince para darte cuenta que cuanto más visibilidad tengas más fácil será tener oportunidades. Si un restaurante chino te echa papeles de publicidad todas las semanas en tu buzón, el día que te apetezca comer chino, es posible que llames al teléfono de ese papel. No significa que sea el mejor, es el único del que tienes el papel.

Por tanto, me veréis repetir que hasta las 21 se aprende, hasta las 24 se hacen amigos y hasta las 5 de la mañana amigos para toda la vida. ¡No veais lo que une tomarse unos gin-tonics! Además, es igual con quién te los tomes, la gracia es compartir momentos alegres y divertidos sin preocuparte más que de eso. Digo que da igual porque el mundo da muchas vueltas. El que se va pronto a dormir saca poco partido a las conferencias.

Boluda.com tiene un montón de cursos de marketing OnLine y dice que los objetivos de las redes sociales son: que te conozcan, hacer amigos, crear relaciones constructivas, repetir relaciones constructivas y que te recomienden. Obviamente si no eres bueno en tu trabajo esto no se va a producir: lo vacío no dura.

Llegado a este punto tuve conversaciones super interesantes y voy a contar algunas. Pero antes, quiero recordar que cuando hablas con alguien que no te conoce puedes decidir experimentar y actuar como personas diferentes: puedes decidir ser extravagante (arriesgado y divertido, a veces se me va la mano) o ser humilde (menos divertido), ser prudente (aburrido), pasar desapercivido (observar y aprender), agasajar al oido del que escuchas (conciliador o pelota), o retar todo lo que dice (sin pasarse), o lo que quieras. Cuanto más experimentes más capacidad dialéctica adquirirás y más argumentos tendrás para todo. ¡Sin riesgo no hay aprendizaje!

Una conversación iba sobre las certificaciones y los problemas que crean y sobre lo moral o inmoral de certificar a una persona con un curso de dos días (no estoy certificado en nada ni certifico en nada).

Una vez leí que la gente sabia es la que puede mantener dos opiniones contrapuestas en la cabeza y no volverse loca, aquí presento dos:

⁃ Opinión 1: siempre hay pastores y corderos. Alguien crea algo interesante. Se inventa unas certificaciones para capitalizarlo, que él solo puede conceder, y crea una red de distribución y se forra porque hay que renovar con cursos y exámenes obligatorios. A los certificadores franquiciados se les aporta valor porque se les envía clientes. Hay decenas de empresa que piden formación certificada. Si soy el alumno, y no tengo marca personal, para engrosar mi CV, la formación certificada me puede hacer ganar oportunidades. Incluso el certificador me puede abrir paso a nuevo trabajo bien pagado, para realimentar su valor. No seamos tan paternalistas porque recursos humanos también debería saber que si haces un curso de dos días y te dan un certificado de Scrum Master o PO o lo que sea sólo te garantizan que has asistido y/o has sabido rellenar un test), no que la persona tiene las habilidades o capacidades para el puesto.
⁃ Opinión 2: Una vez escuche a un directivo de un banco internacional decir que habían puesto en el objetivo del variable de todos los gerentes en distintos países el certificarse de SAFe. Decía que lo que quería era obligarles a que aprendieran un lenguaje común porque llevaba muchos países y la coordinación para formarles de otro modo sería lenta. Así todos buscarían una empresa de formación local que les enseñaría lo mismo. Me pareció muy sensato, independientemente de lo que piense de estos frameworks de escalado (que vamos, lo veo ciencia ficción, porque la realidad es algo más compleja). Una certificación te obliga a tener un conocimiento mínimo y un lenguaje común.

Otra conversación interesante fue sobre lo mal que se está haciendo “el Agile” en muchos sitios ¡En qué estamos convirtiendo el Agile!. Alguien dijo, con mucho sentido, que hace 10 años (o algunos más) los primeros que se metieron con esto empezaron por convicción y descubrimiento: vocacionales. Pero cuando hay dinero por medio, y pasan los años, el océano se convierte en rojo (dinero) y se estiran los perfiles que se dedican a ello: los pragmáticos. El pragmático intenta siempre optimizar su inversión: mayor beneficio y menor esfuerzo. Trabaja para comer. Trabaja en lo que mejor se paga. Por tanto, hay cientos de personas actuando con roles sin la formación, experiencia, capacidad ni motivación adecuadas. También empresas con decenas de personas se forran y sus empleados ganan más que gente que aporta mucho más valor y aparecen clientes defraudados, lo normal. Adicionalmente, a decenas de personas en grandes empresas le cambian el rol de un día para otro a lo que se está demandando: de jefe de proyecto a coach agile ¡Es el mercado!

Pero esto no significa que no funcione, que no sea bueno, que no haya cientos o miles de personas tratando de hacer las cosas bien, con ganas, motivadas y silenciosamente. Sólo significa que hay gente haciéndolo mal. También hay gente que simplemente está empezando y ha visto una oportunidad donde re-engancharse y no tiene maldad, sólo está empezando.

Pero ahora bien, un dicho dice que sólo los tontos cagan donde comen. Si tú eres de los que lo hacen bien, luchas para que se haga bien pero estás dando publicidad al fracaso, estarás dando argumentos a los que no quieren cambiar para no iniciar el cambio en las organizaciones, o en departamentos no iniciados, porque es un fraude. Esto no es un fraude generalizado ni una conspiración, es una ineficacia del sistema.

Como comprenderás en Autentia somos sólo 5 personas ayudando a implantar conceptos Agile (las palabras están bien elegidas) y 80 construyendo software de calidad. Poco interés tengo en defender lo indefendible en Agile, porque conseguir trabajo para 5 personas vocacionales es muy fácil. En el mundo del desarrollo de software pasa exactamente lo mismo: hay miles de personas que trabajan en el sector y no tienen ni los conocimientos ni las ganas de adquirirlos. La demanda en ambos casos supera a la oferta. Pero esto no quita que haya miles de personas que sean unas máquinas y cientos de empresas que trabajan realmente bien y quieren seguir mejorando. Tampoco quita para que haya mucha gente que simplemente quieran ir 8 horas a trabajar y no ser héroes.

La pregunta es si ¿no hay que dejar de decir SOLO lo mal que se hacen las cosas y empezar a decir cómo se hace bien? Esto deja sin espacio al que lo hace mal. Si os fijáis nosotros acercamos charlas a todo el mundo, creamos fichas, compartimos miles de tutoriales en www.adictosaltrabajo.com, publicamos libros gratuitos, etc. Sólo evangelizamos sobre como trabajar bien y hace pupa. En unas semanas/meses publicaré otro libro gratuito, que revisará mucha gente de muchos perfiles. Ayudar desde los esfuerzos profundos.

Otra conversación fue sobre lo que sufren los primeros coach agile que van a una organización, tanto internos como externos. Cuando entras en un cliente no iniciado hay que ser capaz de contratar, formar, divulgar, construir software de otro modo, cambiar ciclos de entrega, explicar que es iterativo e incremental y valor (que no es obvio), gestionar la demanda de otro modo, luchar con los egos, ayudar a que negocio cree sus paneles para que se sienta parte, romper silos, juntar personas, evitar que se quiera escalar a toda costa sin bases, etc. El segundo que llega, lo tiene más fácil. Y el tercero, más. Tirar por tierra el trabajo del que vino antes es fácil, de nuevo refleja poca empatía y conocimiento o demuestra ganas de beneficiarse no muy honestamente.

Hablamos también de una de las Keynotes que quiero destacar como es la de Carlos Ble que seguro que algunos no entendieron. Si tienes una sensibilidad especial por algo, como bajar la huella de carbono en el planeta, puedes elegir dos opciones: irte a vivir a la montaña y la bajas de 1.000 a 200 (son sólo números para que lo entendais) o puedes tratar de conseguir, con tu influencia, que 1.000 personas las baje 100. El impacto en el primer caso son 800 y en el segundo son 100.000. Podemos dedicar la vida a hacer algunas cosas con poco fondo como aplicaciones de altas, bajas, consultas y modificaciones y creernos que somos la ostia haciendo BDD, TDD, microservicios e infraestructura como código o crear una FinTech que ayude a que la gente se endeude con más facilidad o construir software para casas de apuestas orientadas a arruinar a adolescentes en zonas desfavorecidas. Pero hay gente que busca que el mundo sea mejor, que no parece tan mala idea. Tampoco parece decabellado, siempre que te inviten a hablar delante de miles de personas, dedicar parte del tiempo a invitarles a construir un mundo mejor.

También hablamos de muchas más cosas:

  • Ser bueno no significa ser infalible. Todos la cagamos alguna vez.
  • Tampoco aplicar Agile implica ganar siempre: los que nos hemos gastado nuestro dinero en startups, y lo hemos perdido, lo sabemos bien. Puedes hacer Agile de libro y fracasar en el negocio.
  • Tambien hablamos de si las acciones sociales tiene que ser auto-sostenibles o no, que se creen modelos de negocio o cascadas de ayuda: los ayudados que aporten para ayudar a los siguiente. Yo creo que es mejor la primera opción: que sean auto-sostenibles.

Para no variar, hablo de muchos temas a la vez, ¡soy consciente! y no quiero alargarlo más. Para mi gusto, de las conferencias, me quedo con las conversaciones.

Podemos comentar lo que quieras.
Es más, podemos comentarlo comiendo. Yo divido a las personas en dos tipos (entre muchas categorías posibles): con lo que quiero volver a comer y con los que no, y no porque refuercen lo que pienso.

Todas mis charlas empiezan con esta Slide

Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo es porque los idiotas están completamente seguros y los sabios llenos de dudas. Bertrand A. W. Russell

    CEO de Autentia, creador http://AdictosAlTrabajo.com y http://terrakas.com. Profesor asociado IE Transformación Digital y Métodos Ágiles. Me hace feliz aprender

    Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
    Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
    Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade