ESE DÍA VA A LLEGAR …

Va a llegar el día en que no puedas dejar de agradecer por llegar a la meta. El sudor se mezclará con lágrimas y vivirás lo que algún día soñaste ... Sí, eso que quizás hoy ves muy distante.

Va a llegar el día donde lograrás tener eso por lo que tanto batallaste y recordarás esos días de cansancio donde tuviste que sonreír bajo los cielos grises.

La misión era mantener la fe por amor a un sueño porque sí hubieras dejado de soñar no tuvieras porque luchar. No habría una razón porque despertarse cada día.

Sí no piensas en tener una ilusión, lo mejor fuera vivir dormido sin un prospecto de vida o destino. No le encuentro sentido a una vida donde sólo se camina en círculos .. ves lo mismo, haces lo mismo y no tienes un lugar a donde ir pero sí donde regresar.

El camino ideal en la vida sería avanzar en linea recta. Ojala que siempre fuera de esta forma … sin curvas, demandas de otros y ofertas sin sentido. Ojala que siempre fueras tu y de forma ascendente … solamente tú y de forma constante.

A veces lo mejor es arriesgar, improvisar, actuar de corazón sin tanta razón, dejar de vivir la vida que otros quieren y simplemente vivir con una sonrisa genuina.

A veces el camino nos obliga a conocer personas a quiénes inocentemente creemos y nos seducen a encajar donde no podemos, a ceder lo que no debemos y aparentar quienes no somos.

Ser fuertes en el ideal de la vida nos obliga a construir murallas para que nada ni nadie mate el sueño … para que esa marea fuerte no se estrelle con nuestra calma. La vela de la esperanza puede desgastarse pero la luz y el calor de nuestra esencia nadie debe apagarla.

El camino puede ser doloroso pero este nos enseña a dar pasos y aprender … a entender quien soy yo en el proceso y a esperar todo de mí, sí así es … sólo de mí. Todos somos imperfectos con excepción de nuestro creador. Confiar en Dios en pleno desierto nos ayuda a ver la belleza de sus cielos abiertos.

Mi camino, así como el de todos, no ha sido fácil pero he aprendido que no es lo que yo quiero pero sí aprendí a conocer lo que quiero .. Dios sabe el qué, el cómo, el dónde y el cuándo de los tiempos.

Aprendí que fallar es inevitable pero tropezar me ha ayudado a no rendirme, a ser sincero, a arriesgarme y desgarrarme luchando … aprendí a no herirme y no dejar que me hieran para ser más fuerte.

Sé que todo lo que pasa en la vida, sea bueno o sea malo, es un escalón para llegar a un nivel más alto en donde puedo retarme a mi mismo para poder luchar, descansar y desencajar.

Ser sólo yo … aprendiendo de los que saben, amando a quiénes me aman y aprendiendo sin que me enseñen. Así es como tu también lograrás ser tú y lograr lo que quieres valorándote como eres. Así por tu propia cuenta .. sin los adornos que tienes y sin los atavíos que no tienes.

Por cobardía no hemos soñado … por temor a no ser nosotros mismos no hemos actuado. No hemos avanzado a donde tenemos que estar porque no nos valoramos lo suficiente y nuestra mirada esta más fija en el suelo y no en el cielo.

Ese día va a llegar pero de la espera sin hacer nada no surge nada. Ese día va a llegar … ese día va a llegar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.