Sólo de ida

2 maletas , 34 páginas y 1 boleto sólo de ida


Ya hace 10 meses que salí de mi país, ese donde día a día juraba no partir, luchar y no cansarme, el país donde quería que mis hijos nacieran y crecieran. Han pasado 10 meses desde que aterricé en Bogotá — esta demás agregar que me han tratado y hecho sentir como en casa — y apenas ahora me dispongo a escribir el conjunto de sensaciones que tengo entre pecho y espalda.

En este tiempo me ha tocado — al igual que muchos — ver partir una abuela y a un tío, con la amargura de no poderlos despedir. Dejar a mi chica dorada, nos toca a todos los que salimos, cantar cumpleaños por skype o por whatsapp innumerables veces.

Cumpleaños en Skype

Venezuela nunca fue un país de emigrantes, al contrario, éramos el destino elegido por aquellos que escapaban de las guerras y tropiezos de sus países. Ahora somos nosotros lo que a modo de diáspora estamos regados por todo el mundo.

Pero hay una cosa con la que lucho todos los días desde que salí de mi Venezuela querida: No terminar como la canción de Franco de Vita — Extranjero — esos que por alguna razón salen de su país y terminan regresando como un extranjero (acá el link de la canción -> https://www.youtube.com/watch?v=j0maub_Yt9A).

“Una maleta casi vacía,
al igual que muchos tu también partías”
El día que salí de mi país #FotoCliché

Esta demás decir que la situación actual de mi país no te alienta mucho a regresar , lo que si es cierto es que pretendo algún día regresar (no se si será en 2, 3, 5, 10 ó 15 años) y aportarle al país todo lo que pueda para volver a sacarlo a donde lo han llevado … Al final del camino no tuvimos patria, ni socialismo, solo muerte.

Al final de este desahogo solo quiero decirles que nunca perderé la esperanza de recuperar a Venezuela, y aunque desde acá es más difícil ayudar haré mi mejor esfuerzo para que nadie tenga que pasar por lo que estamos pasando muchos, salir por Maiquetía con 2 maletas, 34 paginas en un pasaporte y 1 boleto de avión sólo de ida.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.