Exploration, Aesthetic, Memoir, Narrative; City


Una convivencia personal con la ciudad


Exploración, Estética, Memoria, Narrativa; Ciudad

La exploración ha sido un elemento que ha marcado mis relaciones humanas y mi relación con la ciudad. Entiendo de dónde provengo y entiendo la importancia de mi entorno. Hace años decidí “explorar” el tema del desuso de espacios y su abandono, traté de entender por que la ciudad “permite” que se pudran estructuras? Por que se apagué la vibración de la ciudad?

Hoy tengo momentos a partir de un impulso nostálgico, creo que la ciudad, mas que cualquier otra cosa me regala nostalgia, no necesariamente ese mood gris-oscuro, Si no esa nostalgia reflexiva que te transporta y que te lleva a lugares. Mi convivencia con los espacios me lleva a nuevos contextos, nuevas historias, nuevas experiencias, nuevas relaciones.

Hoy tengo la capacidad de tener admiración por cierta estética, a veces decadente, a veces contemplativa, a veces auténtica y pretenciosa. Cada espacio que frecuento y que me tomo el tiempo de explorarlo, me regalan un momento de identidad , puedo ver que en partes antiguas de la ciudad resalta una estética con intención y rumbo, una línea de tiempo trazada en edificios. Por otro lado, una arquitectura violenta y agresiva, tal y como los 80–90's, la década que puso en el mapa a la ciudad, tal vez por su antigüedad caracterizada por el vicio y la prostitución y su feeling fronterizo, medio shady para el “gabacho”pero especial para muchos exploradores. Sus espacios marcan la revelación del narco, la revelación de los movimientos culturales mas relevantes en el norte del país (quizá en México), entre otras cosas.

Hoy en día la ciudad se interesa por trazar un nuevo rumbo.

Me gusta cuando se preserva un espacio con el contenido adecuado, protagonizarlos y resaltándolos, darles jerarquía en las historias de la ciudad. Nuestro reto es provocar nuevas experiencias dentro de ellos por que gritan por re-inventarse y por que sigo creyendo que ciertos espacios logran transformar el contexto destructivo de varias colonias y distritos en la ciudad.

Me gustan esos sitios que te permiten hacer de ellos un laboratorio, un campo de trabajo.

Querer a tu ciudad es explorarla.

Hemos generado una memoria propia, después de 4 años de “conciencia de ciudad” se produce una cierta flexibilidad en la interacción cotidiana, admiro y contemplo diversos sitios, vivo en un terreno inquieto, incomparable y dispuesto a convertirse en lo que mi propio deseo persiga, comprendo que las llamadas “crisis” han perforado en distintos cerebros su comportamiento y convivencia con la ciudad, muchos se han marchado, muchos se abrazan de ella. Veo la ciudad con otros ojos, no la juzgo, no le reclamo, construyo una narrativa al rededor de mis experiencias, una propia versión, una plataforma de nuevos lenguajes, nuevas caras, nuevas historias.

Tengo la oportunidad de crear mi propia historia y la ciudad es el protagonista.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Miguel Buenrostro’s story.