7 situaciones que usted debe evitar cuando fomente innovaciones en beneficio de poblaciones rurales

Un documento para tomadores de decisiones públicos y privados del sector agropecuario

Antes de iniciar un proceso que impulse innovaciones en beneficio de las poblaciones rurales, usted como tomador de decisiones debe analizar algunos temas para evitar situaciones que comprometan el éxito de la iniciativa.

Son temas relacionados con la forma de intervenir una cadena productiva, la manera de apoyar el acceso de pequeños productores a mercados de alto valor o el mecanismo para modernizar la presentación de sus productos. Y lo más importante: el método para asegurar un beneficio real, tanto económico como social, que contribuya a mejorar las condiciones de vida de los pequeños productores.

La mayoría de tomadores de decisiones no consideran esos temas, y si lo hacen, no siempre tienen a mano las respuestas correctas. En esas condiciones es posible que no puedan apoyar de manera efectiva el desarrollo de una cadena productiva ni logren un intercambio abierto de ideas entre sus integrantes.

Tenga en cuenta además que las cadenas de supermercados y agroindustrias están mejor preparadas para determinar las “reglas del juego”, y prefieren trabajar con productores de gran escala y bien organizados, en lugar de pequeños productores rurales.

Por eso es importante que usted considere dichos temas para evitar situaciones que pongan en peligro el proceso.

Este white paper describe siete de esas situaciones:

  1. No contar con una organización de I&D comprometida
  2. No disponer de fondos flexibles
  3. No generar confianza entre los diferentes actores
  4. No beneficiar a pequeños productores
  5. No enfocarse en las demandas del mercado
  6. No generar innovaciones en la cadena
  7. No apoyar nuevas oportunidades al finalizar el proceso

Situación 1: No contar con una organización de I&D comprometida

¿Cómo se puede aplicar con éxito una metodología sin la participación de una organización que lidere el proceso participativo?

Antecedentes

Los pequeños productores son los encargados de satisfacer la demanda de alimentos del mundo durante los próximos 40 años. Sin embargo, actualmente enfrentan desafíos para responder a las siempre cambiantes demandas de los mercados modernos (1).

Las organizaciones de investigación y desarrollo (I&D) podrían ayudar a corregir esta situación. Durante años se han enfocado en solucionar restricciones de la producción, dejando de lado los asuntos relacionados al mercado. Y aunque han logrado progresos en la tecnología, en muchos casos no han mejorado la situación de los productores, debido principalmente a problemas de comercialización y bajos precios.

Si bien es un reto conseguir que dichas organizaciones se adecuen a un agenda de innovación, hoy podrían jugar un papel más activo en mejorar el acceso al mercado y la competitividad de los pequeños productores.

Una manera de lograrlo es respaldando las cadenas productivas y aprovechando oportunidades de negocios, reales y potenciales. En otras palabras;

  • ayudando en la creación de nuevas formas de colaboración a lo largo de las cadenas
  • edificando la confianza entre sus actores, que compiten por precio y calidad en el día a día de su negocio
  • impulsando innovaciones que aumenten su valor

Esas organizaciones tendrían que estar comprometidas y con personal dedicado para liderar el proceso participativo. Eso implica un trabajo en equipo para orientar las actividades en función de sus objetivos y coordinarlas desde el punto de vista metodológico.

Las organizaciones de I&D se enfocan en solucionar restricciones de la producción y generalmente dejan de lado lo relacionado al mercado

Situación # 2: No disponer de fondos flexibles

Si una metodología está limitada por un sistema de financiamiento rígido, ¿cómo pueden apoyarse de manera efectiva las actividades que se identifiquen y prioricen a lo largo del proceso?

Antecedentes

Los financiadores de cooperación internacional exigen hoy a las organizaciones de apoyo una planificación detallada de todas sus actividades. Es un documento en el cual deben especificar los fondos que necesita cada rubro.

Si el proceso a iniciar está sujeto a este tipo de financiación, usted debe luchar para que esos fondos se coloquen en función de las demandas que aparezcan en los procesos participativos.

La razón es sencilla: toda metodología tiene su dinámica propia. Las actividades concretas se definen en el mismo proceso participativo y están basadas en los intereses y las propuestas de los diferentes actores.

Luego entonces, la organización debe estar habilitada para utilizar los fondos en función de las demandas que identifique durante el proceso.

Y dependiendo del caso, esos fondos podrían cubrir costos relacionados a eventos, estudios de diferente tipo (incluyendo los de mercado), pruebas de procesamiento, desarrollo de tecnologías, diseño de envases, registro de marcas y, eventualmente, actividades y material de promoción.

Las actividades concretas se definen en el mismo proceso participativo y se basan en intereses y propuestas de los diferentes actores

Situación # 3: No generar confianza entre los diferentes actores

¿Pueden juntarse los actores de una cadena productiva en un proceso que no los motiva a colaborar la desconfianza que hay entre ellos?

Antecedentes

El punto inicial de la innovación en las cadenas productivas es la creación de un al to nivel de confianza entre los actores comprometidos. Pero esa confianza no sucede automáticamente: hay que construirla. Y siempre con la ayuda de facilitadores experimentados.

Estos facilitadores deben contar con la legitimidad y las habilidades necesarias para liderar procesos de innovación jalados por la demanda, y saber “capitalizar” las buenas ideas de los diferentes actores.

Y aunque las disputas entre los actores de una cadena productiva (y los esfuerzos para resolverlas) crean oportunidades para innovar (2), los facilitadores deben entender la forma de pensar de todos ellos y centrar la discusión en los intereses comunes. Eso evitará la aparición de conflictos graves.

¿Quiénes pueden servir de facilitadores? Aquellas personas que hayan demostrado que sus acciones e ideas benefician a la comunidad.

Lo ideal es que sean “internos“(actores de la cadena) para asegurar que las acciones respondan a los objetivos planteados; pero en algunas ocasiones pueden llegar a ser ?externos?(personal de una organización de I&D).

Su máxima contribución se hará efectiva cuando enfrenten la desconfianza propia de las primeras etapas del proceso, es decir, la que sucede entre actores con actividades similares dentro de la cadena productiva (desconfianza horizontal), y la que ocurre entre actores que toman parte en diferentes actividades (desconfianza vertical)

La confianza entre los diferentes actores de una cadena productiva no sucede automáticamente: hay que construirla.

Situación # 4: No beneficiar a pequeños productores

¿Cómo podemos asegurar que las innovaciones que surjan del enfoque de cadenas productivas beneficien realmente a los pequeños productores?

Antecedentes

Toda metodología que estimule la innovación a lo largo de las cadenas productivas necesita la participación activa de quienes conocen bien las preferencias y oportunidades del mercado (vendedores del mercado mayorista, procesadores, gerentes de supermercados de las zonas urbanas, etc.).

Lo anterior supone que el proceso, por lo menos al principio, fomente su participación y la expresión de sus intereses e ideas.

Eso es normal.

Lo que no es normal es favorecer su participación hasta el final del proceso, de tal forma que las innovaciones que resulten, no beneficien en forma directa a los beneficiarios finales.

Con el fin de evitar ese tipo de situaciones, la organización debe priorizar los productos que tengan oportunidades de mercado y que favorezcan la participación equitativa de pequeños productores. Para lograr el último punto, la organización debe promover y asegurar que la participación de los productores se haga de manera organizada.

Cómo determinar cuáles son esos productos? Existen varias herramientas a disposición de la organización. Generalmente son metodologías que permiten destacar oportunidades de intervención en cadenas productivas, donde las probabilidades de impacto en favor de las poblaciones rurales son altas.

Favorecer la participación de los actores externos de la cadena productiva puede desviar los beneficios de quienes realmente los necesitan

Situación # 5: No enfocarse en las demandas del mercado

Las innovaciones en una cadena productiva siempre deben responder a una demanda.

Antecedentes

Las innovaciones no suceden de forma natural. Son parte de un proceso que define e implementa nuevas ideas y conocimiento para hacer uso eficiente de los recursos y aumentar la satisfacción del consumidor.

Los cambios llevados a cabo para asegurar esta adición de valor deben enfocarse en necesidades y oportunidades reales. Los consumidores se constituyen en la base de las innovaciones comerciales.

Las innovaciones no siempre tienen un alto grado de novedad. Son también y muy frecuentemente la combinación y adaptación de cosas ya conocidas. Y cuando estas son aplicadas a un nuevo ambiente, generan valor a los usuarios.

Como parte de una buena estrategia de comunicación, las marcas registradas, las etiquetas y los conceptos de venta son mecanismos eficientes para diferenciar los productos en el mercado. Éstos agregan valor al producto y hacen que sea único al diferenciarlo de otros parecidos.

Este carácter de producto “único“ es importante para el consumidor, quien se siente mejor al no comprar un producto del mercado de masas.

Pero también es importante para los productores porque así se protegen de los demás competidores y pueden negociar mejor el precio que reciben por sus productos.

En otras palabras, los productores tienen un mayor poder de negociación si pocos competidores o ninguno son capaces de ofrecer el mismo producto.

Los agricultores tienen un mayor poder de negociación si pocos competidores o ninguno son capaces de ofrecer el mismo producto

Situación # 6: No generar innovaciones en la cadena

Innovar es crear algo nuevo, pero también es mejorar lo que existe; y es esta innovación la que puede llevar a toda la cadena hacia la competitividad.

Antecedentes

En los pasados 15 años, la adopción de innovaciones agrícolas fue baja, variando entre rangos de 0 a 15%. Hoy los niveles de adopción pueden mejorarse si la metodología aplicada se concentra en estimular innovaciones en la cadena productiva y crea beneficios tangibles para los involucrados, es decir, “cosas” concretas.

Dependiendo del tipo específico de situación e intereses de la organización, las innovaciones pueden ser:

Innovaciones comerciales: Involucran la creación de nuevos productos o nuevos conceptos de venta. No necesitan ser del todo nuevas. Su grado de novedad puede ser atribuido a una nueva idea de procesamiento o simplemente a un novedoso diseño de empaque.

Innovaciones tecnológicas: Incluyen la implementación de nuevas tecnologías o la aplicación de nuevas prácticas. Desde el punto de vista del usuario, esto comprende la adaptación o adopción de tecnologías o prácticas existentes en nuevos ambientes.

Innovaciones institucionales: Son nuevas formas de interactuar y colaborar. Estas pueden ser de carácter formal o informal. En la práctica, pueden involucrar el fortalecimiento de obligaciones mutuas (como la agricultura por contrato) o la constitución de organizaciones reconocidas legalmente (por ejemplo, una asociación de actores de la cadena productiva).

Para asegurarse que las innovaciones estén diseñadas profesionalmente, se recomienda trabajar con expertos externos que tengan habilidades específicas. Por ejemplo, los productos comerciales podrían necesitar diseñadores gráficos (para crear etiquetas), mientras que las tecnologías podrían incluir ingenieros (para desarrollar maquinaria) y las innovaciones institucionales podrían requerir el servicio de abogados (para definir estatutos y contratos).

La adopción se mejora si la metodología aplicada se concentra en estimular innovaciones en la cadena productiva y crear beneficios

Situación # 7: No apoyar el desarrollo de negocios que aprovechen nuevas oportunidades de mercado al finalizar el proceso

Con la participación efectiva de los pequeños agricultores, la organización de I&D debe, una vez terminado el proceso, planificar, apoyar y ejecutar actividades que acompañen el desarrollo de nuevas oportunidades y fortalezcan su involucramiento en la cadena productiva.

Antecedentes

Cuando finaliza un proceso que ha fomentado innovaciones en beneficio de las poblaciones rurales, la responsabilidad completa de aquellas innovaciones se transfiere a los actores de la cadena, quienes deben tomar las riendas y sacar provecho de ellas en el “mundo real”.

Lo anterior no significa que la organización de I&D que lideró el proceso se desvincule por completo. Por el contrario, en muchos casos, su apoyo adicional juega un rol clave. Pero este rol nuevo y diferente debe de ser definido claramente para consolidar los resultados del proceso.

Sus intervenciones tienen que basarse en requerimientos específicos y en necesidades sentidas por los actores de la cadena productiva, quienes desde ahora son los que l levan adelante las innovaciones.

Este apoyo adicional, por ejemplo, será valioso cuando los pequeños productores deban ser capacitados y organizados para responder mejor a las oportunidades de mercado identificadas.

Así mismo, la organización puede colaborar en la eliminación de cuellos de botella durante la producción, almacenaje, procesamiento, comercialización y consumo.

Es importante que para estas actividades de consolidación o expansión, la organización deje en claro que no jugará el rol de un actor del sector privado; esto es, que no se involucrará en el mercadeo ni subsidiará actividades que sean estrictamente comerciales.

Conclusiones

Este documento le ha mostrado algunas situaciones que usted, como tomador de decisiones, tendrá que considerar al querer fomentar innovaciones en beneficio de las poblaciones rurales.

Como ha podido advertir, son situaciones que pueden comprometer el éxito del proceso. Por lo tanto, usted debe analizarlas en profundidad y discutirlas ampliamente con sus asistentes.

Si no lo hace, o lo hace a medias, su contribución a mejorar la eficiencia de la cadena productiva será mínima, no podrá elevar de manera sustantiva el valor de los productos y servicios generados por la cadena, y perderá la ocasión de identificar nuevas oportunidades de mercado que beneficien a los pequeños productores.

Sobre el Enfoque Participativo de Cadenas Productivas

El Enfoque Participativo de Cadenas Productivas (EPCP) es una metodología que estimula la innovación y genera oportunidades de mercado que benefician a los pequeños productores. Es un proceso participativo que involucra a diversos actores de la cadena productiva, como son los pequeños productores, el sector comercial, las organizaciones de investigación y desarrollo (IyD), los proveedores de servicios agrícolas y los representantes del sector gastronómico.

Si usted desea conocer más sobre esta metodología, entre a www.citeulike.org/user/papandina/tag/epcp (español) y a www.citeulike.org/user/papandina/tag/pmca (inglés).

(1) “Increasing the Economic Role for Smallholder Farmers in the World Market for Horticultural Food”. Murray-Prior, R., Batt, P ., Hualda, L., Concepcion, S., Rola-Rubzen, M. In: Horticulture: Plants for People and Places. Vol. 3, 2014, p. 1139–1169.
(2) “Agencing M ar kets: Actualizing ongoing market innovations”. Onyas, w., Ryan, A. In: Industrial Marketing Management. Vol . 44, January 2015, p. 13–21.

Sobre el autor

Jorge Luis Alonso G. es un escritor de white papers para la industria de alimentos frescos y procesados. Es el responsable de contenidos de Redepapa.