Jesús Hermida

Soy de los que lo escucharon en 1968 retransmitiendo alborozado la llegada de los humanos a la Luna. A mí siempre me ha gustado el periodismo, el de verdad, podría citarte cuatro o cinco películas que hablan de ello y que cualquier periodista de verdad debería conocer y estudiar, incluida la serie Lou Grant. El cuarto poder, sí.

Jesús Hermida era periodista y de los buenos, uno que supo tener un estilo propio, a imitación de los norteamericanos (Ya sabes que no hay nada realmente nuevo bajo el sol, eso es la intertextualidad) y seducir con él a sus audiencias. Un estilo que luego imitaron muchos, a su manera. Sabía de comunicación quizá más que nadie en españa y sabía comunicarla.

Yo respeto esas cosas.

Así que adiós, Jesús Hermida.

Y otro día te cuento del arte de la pausa, que dominaba como nadie.