3 razones por las que una artista vale completamente los problemas.

Mentí, no hay ningún problema. Las mujeres que tienen inclinaciones artísticas son lo mejor con lo que me he topado en esta vida; las que hacen música, las que danzan, las que pintan, las que cantan, las que diseñan, las que escriben y las que crean algo donde no había nada. Piensan diferente al resto, son capaces de sentir a un nivel que la persona normal no puede, lo que quiere decir que son “más complejas” Pero a fin de cuentas es bueno que sean así ya que el ser complejo conoce, entiende y siente cosas que el ser común no. El ser complejo siempre esta cambiando y por lo mismo, en una relación tiende a encontrar nuevas formas de no caer en la monotonía.

Aquí hay 3 razones por las que las mujeres artísticas son lo mejor de esta vida:

1- No tiene miedo de probar cosas nuevas.

El arte es innovación, son dos conceptos que van de la mano desde siempre, así que ella no tiene miedo a probar cosas nuevas. Te sorprenderá lo mucho que te lleva a hacer y/o probar cosas que de otra manera tal vez nunca hubieras hecho por ti mismo.

2-Es independiente.

Como artista, sabe lo que se requiere para llegar a la cima de su campo y siempre estará buscando maneras de llegar ahí. La renuencia a darse por vencida se traslada a todo lo que hace, incluidas las relaciones. Tiene un sueño y una meta y creerá en si misma aún cuando pocos o nadie lo haga. No creo que haya cosa más admirable que eso.

3- Es apasionada.

No hay arte sin pasión. Ella hará lo que le gusta hacer con una pasión que te contagiará a perseguir tus propios sueños también. Algunas veces, dependiendo de la etapa de la vida en la que estamos, tenemos tantas obligaciones y responsabilidades que nos vemos obligados a dejar de lado nuestros hobbies. Ella te inspirará a seguir.

En resumen; una mujer artística trasladará su creatividad a todas las facetas de su vida dándole su propio toque personal y creo que esto es lo que la hace tan especial. Sigan creando e inspirando, el mundo es suyo.

Like what you read? Give René Blanco a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.