En busca de un camino

Siempre durante mi vida, he tenido lapsos de pensamientos muy raros, y pienso que de alguna manera compartir esto me hará sentir mejor, ya que hay tantos temas que me han estado atormentando, el dinero, el amor, la vida, la familia, los amigos, los conocimientos, la mente humana, e incluso el más allá de la vida. Debido a la gran cantidad de pensamientos llego a ser alguien que se aflige, y guarda mucha melancolía en algún recóndito lugar de mi mente o de mi ser, seguro que si me pagaran por pensar, seria una persona muy adinerada, aunque por alguna extraña razón siento que si fuera así, lo gastaría con cada persona que vea por las calles pidiendo ayuda con sufrimiento en sus rostros, o con todos los que forman parte muy importante en mi vida, lamentablemente no soy ni rico, ni tampoco un estudioso, ni un experto en nada, soy un conocedor de todo a pocos, eso debería ser un error en el transcurso de mi vida.

He pensado que todos tenemos una forma de pensar muy extraña, y cada pequeña parte de nuestra gran imaginación es muy diferente a otra, es extraordinario que hallan tantas mentes diferentes, cada una más clara u obscura según como así lo desee la persona, me da mucha curiosidad saber porque actúan de alguna formas las personas en mi ambición por querer demostrar que la maldad es una enfermedad mental. También se me me vienen a la cabeza, que somos antes de nacer, y después de morir, quienes somos realmente, ¿un pequeño trozo de masa encefálica que domina un cuerpo?, pero dejemos estos temas a personas que estudian y tienen algún método o formula matemática o reacción química que demuestre que sucede, mientras tanto pienso en que esto es una misión, todos cumplimos un rol, y creo yo que hay un combustible invisible que mueve a todos, y no sé si deba incluir a tantas personas con demencia, asesinos, psicópatas, personas que no tienen la capacidad de pensar o recordar por enfermedades al cerebro, ya que ese tipo de personas han perdido totalmente el rumbo y la misión de su vida, o ya la cumplieron, y solo les queda esperar su ultimo suspiro; quizá el destino exista como lo dicen, hemos nacido para algo, quizá para vivir unos segundos, o para ser el terror de otros, es totalmente una locura, pero el combustible del cual hablo y el cual nos da ganas de seguir adelante es el amor; lo sé parece tonto, pero disfrutamos lo que vivimos y hacemos cuando amamos aquello que nos gusta, puede ser un deporte, la música, una persona especial, bailar, estudiar, trabajos duros, etc. Pero esta seria la gran esperanza que tengo en mi vida de poder disfrutar y saber que camino seguir por mi bien y en especial por aquellas personas las cuales quiero ver tan feliz.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.