Harte

La revolución pendiente de la literatura, venía a decir Defoe, será de alguna manera su abolición. Cuando la poesía la hagan los no-poetas y la lean los no-lectores. (Roberto Bolaño. Estrella distante.)

El futuro es el no futuro, uno donde los artistas ya no hacen arte ni el arte es hecho por artistas. Solo gente común, un cualquiera, una cualquiera. Yo. Tú.

La literatura perdió su carácter estético, la literatura se desprendió de la belleza, la literatura ya no necesita al ego, la literatura no pertenece más al pasado.

El arte está en Internet, en los mensajes de WhatsApp, en las quesadillas sin queso, en el olor a sudor dulce del metro.

La revolución consiste en los movimientos que hacemos con nuestros cuerpos aunque estos tengan dirección de escape.