Hablemos de lactancia: ¿Qué hacer si no puedes amamantar?

Por decisión, por salud, por trabajo, por diagnóstico del pediatra, porque su cuerpo simplemente no respondió como hubiéran deseado o por cualquier otra razón, en el mundo hay millones de madres que no pueden dar leche materna a sus bebés. De acuerdo a Save The Children, con información de la UNICEF, México es incluso uno de los países con menores índices de lactancia materna exclusiva en los primeros meses de edad, con solo 14% menores alimentados con leche materna en los primeros 6 meses, y a pesar de que no hay nada mejor que ese alimento para la vida de nuestro bebé, la realidad es distinta del ideal y difícilmente cambiará de la noche a la mañana.

Mucho de esta situación se debe a la falta de información, incluso de pediatras y médicos. He escuchado de mamás a quienes su pediatra les dijo “después de los 6 meses ya no alimentes al bebé con leche materna, porque ya solo es agua”. ¡Qué impresión!

Mi caso es distinto y me atrevo a hablarlo abiertamente porque estoy segura de que no soy la única que ha pasado por esto. Algunos ya lo saben, pero lamentablemente no tuve una lactancia exitosa con mi hijo, incluso cuando según yo, lo intenté todo. Me asesoré con varios pediatras y tardé muchísimo tiempo antes de que pudiera encontrar la razón por la cual la leche que producía no resultaba la adecuada para mi hijo: él presentaba Alergia a la Proteína de la Leche (APLV).

A mí y a mi hijo nos salvó el uso de una fórmula láctea que se adecuara a sus necesidades. Sé que no es lo más natural, pero finalmente fue la única alternativa que funcionó y lo sacó adelante. En su momento no encontré información ni apoyo en muchos lugares, me sentía señalada y juzgada por no darle pecho a mi bebé, porque ese vínculo de madre e hijo que se da con la lactancia, en realidad no logró concretarse de esa forma.

Ahora sé que hay muchas mamás que pasan por situaciones similares y me gustaría decirles que no están solas. Si es necesario alimentar al bebé con fórmula láctea, por diagnóstico del pediatra, lo ideal, a mi parecer, es no entrar en pánico o culparnos por ello y mejor informarnos de forma adecuada.

Estuve investigando al respecto y no encontré información de fuentes institucionales en México, pero sí en Organizaciones de otros países, como la UNICEF de Reino Unido, en donde me topé con la grata sorpresa de que incluso hay un programa, manual, página y un mundo de información al respecto. El movimiento se llama The Baby Friendly Iniciative, for all babies”.

Te invito a leerlo, informarte, tomar fuerza y adaptarte, tu hijo podrá no alimentarse de leche materna, pero de que hay alternativas, las hay.

Aquí te comparto dos materiales que seguro pueden funcionarte:

· Manual para alimentación con fórmula láctea (UNICEF UK)

o Aquí te enseñan desde lo que es una fórmula, cómo esterilizar biberones y demás material necesario, cómo preparar la fórmula, cómo alimentar al bebé e incluso cómo ir introduciendo alimentos sólidos.

· Qué fórmula infantil elegir/ Alimentación responsable con fórmula láctea (UNICEF UK)

o Te dan tips básicos para hacer de esta forma de alimentación, un método consciente y responsable para los padres, y es presentado sólo en diez puntos que nos toma solo unos minutos leer, pero que determinan una guía elaborada por instituciones de salud del país y la propia UNICEF.

Me parece muy importante que las instituciones de salud de cada país pongan a la mano este tipo de materiales, sin dejar de ser enfáticos con la premisa de que no hay mejor alimento que la leche materna.

Finalmente, la alimentación con fórmula láctea es una realidad imperante al menos en México, y si hay alguna otra madre que, por falta de la asesoría adecuada o cualquier otro factor, opte por este tipo de alimentación para su hijo, me gustaría decirle que este es un mundo de opciones, algunas opciones son mejores para ciertas personas, aunque para ti no lo sean. Lo importante es informarnos y aprender a ser empáticos con las decisiones y circunstancias a las que se enfrenta cada madre.

Si llegaste hasta aquí y pasas o pasaste por una situación similar a la mía, ¡platiquemos! Déjame tus comentarios aquí abajo y juntas sumemos a que más mamás estén informadas.

mamá_mon