Pon tu marca en internet y no confíes en el inmueble.

Después de poco más de 3 años de operación, mi pequeño negocio de pizzas está en un momento bueno, nos visita gente de muchas partes, en especial visitas extremas de clientes que nos dicen “hice 2 horas de camino sólo para probarlas”, vaya que eso nos hace encontrarle sentido al trabajo duro del día a día.

Este pequeño lugar pasó por las fases típicas de un negocio mal planeado, el primer año fue sin ventas, un total desastre, teníamos ventas ridículas promedio de $500 a la semana, no teníamos ninguna persona interesada en nuestros productos. Logramos sobrevivir al primer año, y arrancando el segundo comenzamos el uso de redes sociales para captar nuevos clientes, usamos todas cuanto pudimos “Instagram, Facebook, Twitter, Pinterest…” publicábamos promociones, horarios de servicio, menú especiales y todo lo relacionado al negocio, aunque sin ningún impacto.

Un día conectamos la foto “perfecta” con el “público perfecto” y comenzamos a ganar seguidores rápidamente , aprovechando nuestro crecimiento en Instagram y Facebook, decidimos usar esos canales para atraer nuevos clientes y atender a los actuales, poco a poco dejamos de usar el teléfono para recibir pedidos, y reducimos la publicidad impresa. Sin darnos cuenta empezábamos a construir una marca en internet y ocupábamos las redes sociales como el canal principal de venta.

No confíes en el inmueble.

El temblor del 19 de Septiembre obligó a muchos negocios a cerrar, sin importar si estaban asegurados o no, la realidad es que tendrán que iniciar relativamente de cero en otro lugar, además de ser una tragedia, está claro que será mas fácil el arranque de aquellos negocios que mantenían contacto con sus clientes a través de las redes sociales.

Lo mismo sucede con negocios que están rentando y por situaciones ajenas deben desalojar, a nosotros nos pasó, el pequeño local que rentábamos lo pusieron en venta y tuvimos que cambiar nuestra sede. Son muchos los factores que ponen en riesgo un negocio “físico”, quizá siendo propietarios del inmueble habría menos probabilidades de cerrarlo, de cualquier forma siempre se deberá pensar en cómo hacer que tu marca o servicio pueda sobrevivir ante cualquier cambio de sede.

Supe de una persona que pagó poco más de $700,000 por el traspaso de un negocio acreditado, y que tuvo que cerrarlo a los 4 meses porque un cártel los intentaba extorsionar. No se trata de ser paranoico y evitar rentar un inmueble, se trata de armar una estrategia pensando siempre en “cómo garantizar que tu negocio sobreviva a un cambio de sede”, ahí está la clave del crecimiento y de la expansión.

Tu marca en internet no te salvará de la quiebra.

“Es mejor poner tu marca en internet y quebrar tu negocio, a no ponerla y de todos modos quebrarlo”.

Estamos hablando de no sobrevalorar los inmuebles en los que montamos nuestros negocios, estamos hablando de no comprar o traspasar sin antes analizar con detenimiento las posibles amenazas. También estamos hablando de lo importante que es montar tu negocio en internet, de los beneficios que tendrías si tu punto de contacto son las redes sociales, que en nuestro caso nos permitió abrir operaciones en otro lugar y conservar el 70% de nuestros clientes.

Tener presencia en internet requiere de mucho trabajo, talento e innovación, tienes que sobresalir, tener diferenciadores en el servicio, tienes que estudiar a tu competencia y crear nuevas experiencias en tu oferta, tienes que hacer cosas extraordinarias o de otra manera las redes sociales no te salvarán de la quiebra.

Tener tu marca en internet es la única oportunidad real de hablar con tus clientes el mayor tiempo posible, pero si tu producto o servicio no pasa del estándar, difícilmente tendrás oportunidades de venta. Absolutamente todo negocio puede ser sorprendente; “depende el ángulo que muestres en la foto, será la oportunidad de enamorar al cliente”.