Gracias porque me viniste a hablar…

Hoy en la primera cobertura #CazaHistorias me encontré con Maximina Nuñez de 79 años, vino desde Buenos Aires, solo para la llegada de Francisco. “Vivo en Buenos Aires hace casi 60 años, pero soy paraguay, todos mis familiares son de Tembetary” expresabaMaximina.

“Estoy desde la mañana ya acá, porque mi hermana vive cerca, entonces hicimos hora en su casa” decía Nuñez, sobre la pregunta de ¿hace cuanto tiempo estas esperando? “Si le tengo de cerca al Papa voy a estar tan emocionada, que no se, no se, le pediría la bendición”
Quería saber como logro llegar hasta nuestro país y le pregunte ¿Qué tal el viaje, como hicieron? “Hicimos un sacrificio para viajar, porque yo no puedo viajar en micro, entonces gracias a mis nietos vine, ellos me regalaron el pasaje el día de mi cumpleaños el 29 de mayo, sabían que yo quería venir” respondió alegremente.
Maximina cerró la conversación diciendo “Gracias porque me viniste a hablar”
Sin lugar a dudas me quedo con las ultimas palabras de Maximina, una pequeña conversación puede cambiar el día a otros ¡La alegría de compartir con los demás!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.