De banda en banda

Apestosos: música entre amigos

Ante todo son amigos, pero no sólo quieren divertirse, también desean empezar a dejar su huella musical por todos los rincones de la escena local.

Promediaba el año 2001, en la ciudad de General Roca, cuando tres jóvenes decidieron reunirse y armar una banda de punk rock.

Esa fue la génesis de Apestosos, la banda que hoy, y hace 9 años, funciona en Neuquén.

La banda surge en 2001, en General Roca. Yo en ese momento no tocaba con ellos y la banda se movía en Roca, después -en 2005- los chicos se mudaron a Neuquén porque vinieron a estudiar, se fue un integrante y ahí entré yo que los conocí en la facultad”, contó el bajista Gonzalo Martínez, sobre los primeros momentos de la banda y de él como un ‘Apestoso’ más.

Apestosos, se completa con los hermanos Martín (guitarra) y Alejandro (batería) Benítez. Ellos, junto a Gonzalo, son, ante todo, amigos y disfrutan de hacer música.

Sin embargo, hoy por hoy, ese no es el único objetivo que tienen como banda. Ellos quieren hacerse un lugar en la escena local.

“El objetivo más que nada es afianzarnos en la escena local. No estamos buscando tocar afuera, hemos tenido alguna propuesta por ahí, pero disfrutamos más tocando acá, con las bandas de acá, en los festivales que se organizan acá”, confió al respecto el responsable del bajo ‘Apestoso’.

Ellos son conscientes de que establecerse musicalmente no es fácil, pero sin duda van por buen camino.

Es que, este año, además de compartir escenario con bandas del valle, se dieron el lujo de hacerlo con bandas nacionales referentes del género.

“Siempre veníamos tocando con bandas de acá, del valle, de lo que es el punk rock y este año fuimos soporte Doble Fuerza que vino de Buenos Aires, de la banda tributo a Flemita, que son los ex Flemita y hace un mes atrás tocamos de soporte de Mal de Parkinson”, contó Gonzalo.

Todo esto, es, tal vez, el resultado del trabajo constante. Es que para los Apestosos los ensayos son palabra santa.

“Nosotros, por lo menos, ensayamos un día a la semana, dos horas, en una sala de ensayos. Y cuando viene una fecha intensificamos la cantidad de ensayos. Porque en los ensayos van surgiendo cosas, viene uno con una idea, con una canción, se empiezan armar los temas. Además, somos todos amigos más allá de la banda así que se disfrutan”, detalló el músico.

Pero afianzarse en la escena musical no es el único objetivo de la banda que se auto define como “una banda de punk rock con letras de amor, desamor y un toque cómico” y “una banda de entrecasa”, según las palabras de quien ejecuta el bajo del trío.

Es que ellos, que ya tienen un demo grabado, “Las calles del punk rock” (2002), planean, para el año que viene, grabar un nuevo material.

“Estamos tratando de grabar el año que viene. Tenemos muchos temas nuevos que han sido grabados en ensayos nada más, y en 2015 queremos grabar algo bien. Queremos grabar unos 15 temas bien hechos”, sostuvo Gonzalo al respecto.

Promediaba el año 2001, en la ciudad de General Roca, cuando tres jóvenes decidieron reunirse y armar una banda de punk rock.

Esa fue la génesis de Apestosos, la banda que hoy, y hace 9 años, funciona en Neuquén.

La banda surge en 2001, en General Roca. Yo en ese momento no tocaba con ellos y la banda se movía en Roca, después -en 2005- los chicos se mudaron a Neuquén porque vinieron a estudiar, se fue un integrante y ahí entré yo que los conocí en la facultad”, contó el bajista Gonzalo Martínez, sobre los primeros momentos de la banda y de él como un ‘Apestoso’ más.

Apestosos, se completa con los hermanos Martín (guitarra) y Alejandro (batería) Benítez. Ellos, junto a Gonzalo, son, ante todo, amigos y disfrutan de hacer música.

Sin embargo, hoy por hoy, ese no es el único objetivo que tienen como banda. Ellos quieren hacerse un lugar en la escena local.

“El objetivo más que nada es afianzarnos en la escena local. No estamos buscando tocar afuera, hemos tenido alguna propuesta por ahí, pero disfrutamos más tocando acá, con las bandas de acá, en los festivales que se organizan acá”, confió al respecto el responsable del bajo ‘Apestoso’.

Ellos son conscientes de que establecerse musicalmente no es fácil, pero sin duda van por buen camino.

Es que, este año, además de compartir escenario con bandas del valle, se dieron el lujo de hacerlo con bandas nacionales referentes del género.

“Siempre veníamos tocando con bandas de acá, del valle, de lo que es el punk rock y este año fuimos soporte Doble Fuerza que vino de Buenos Aires, de la banda tributo a Flemita, que son los ex Flemita y hace un mes atrás tocamos de soporte de Mal de Parkinson”, contó Gonzalo.

Todo esto, es, tal vez, el resultado del trabajo constante. Es que para los Apestosos los ensayos son palabra santa.

“Nosotros, por lo menos, ensayamos un día a la semana, dos horas, en una sala de ensayos. Y cuando viene una fecha intensificamos la cantidad de ensayos. Porque en los ensayos van surgiendo cosas, viene uno con una idea, con una canción, se empiezan armar los temas. Además, somos todos amigos más allá de la banda así que se disfrutan”, detalló el músico.

Pero afianzarse en la escena musical no es el único objetivo de la banda que se auto define como “una banda de punk rock con letras de amor, desamor y un toque cómico” y “una banda de entrecasa”, según las palabras de quien ejecuta el bajo del trío.

Es que ellos, que ya tienen un demo grabado, “Las calles del punk rock” (2002), planean, para el año que viene, grabar un nuevo material.

“Estamos tratando de grabar el año que viene. Tenemos muchos temas nuevos que han sido grabados en ensayos nada más, y en 2015 queremos grabar algo bien. Queremos grabar unos 15 temas bien hechos”, sostuvo Gonzalo al respecto.


¿Por qué Apestosos?

Algunos nombres de bandas son premeditados y buscados intensamente, otros surgen espontáneamente y conquistan a sus integrantes.

Este es el caso de Apestosos. Tal como contó Gonzalo Martínez, bajista de la banda, el nombre surge un día en el que los integrantes originales de la banda volvían de jugar un partido de fútbol.

“Habían ido a jugar al fútbol y venían charlando por la calle, todos transpirados, y dijeron: ‘somos apestosos’ y ya está, quedó ese nombre”, detalló el bajista.