La Chica Danesa — Rion Ve Películas

Estaba pensando en dejar esta crítica para mañana, pero dado que tras verla estoy con suficientes ganas así como insuficientes para dormir, aquí os dejo mi experiencia.

Primero de todo, para todes las personas trans*, esta película va con trigger warning, que se divide básicamente en:

  • Si pensabas que esta iba a ser una historia sobre Lili Elbe, siento estropearte la fiesta.
  • Hay escenas que pueden inducir disforia así como malos recuerdos en tema de rechazo. Gaslighting también avisado.

Elaboro para aquelles que aún seguís leyendo:

Eddie Redmayne hace un papel increíble, y Alicia Vikander no es menos. Eso ya os lo digo, si os gusta ver la evolución de los actores/actrices de Hollywood (y fuera) esta es una buena película. Si sois cisgénero y no os habéis parado a pensar como une persona trans* puede sentirse, es también una buena película. Si aún sigues pensando que las personas trans* necesitamos de tu compasión y somos unos mártires, la película va a ir a tu top 5 de favoritas.

Efectivamente, esta no es una película para honrar la memoria de una persona trans*. Esta no es una película cuidada históricamente, como ya muches han hablado en Tumblr y similares en relación al personaje de Gerda (esposa de Lili Elbe), y el trabajo de ésta como pintora e ilustradora.

Es una película hecha por gente cis para gente cis.

El foco no está en Lili, no realmente. El viaje en el que nos sumerge la película es el drama que es para Gerda la transición de su pareja. Sí, tenemos escenas en las que Lili se va descubriendo y afianzando en su identidad, pero no es nada nuevo bajo el sol. Todo se basa en apariencias y en genitales, que, si bien no son un tema poco importante, no son tampoco el centro de todo. Hay mucho más que apenas se menciona, se ve en la película.

Simplemente, os quiero dejar con dos escenas.

En la primera, Gerda llega de enseñar sus obras para poder exponerlas, y es rechazada con una premisa que suena muy a “eres buena pero te falta una musa”. Cuando llega a casa, Lili (entonces Einer) pregunta ingenuo y alegre si ha ido bien. Gerda responde enfadada y dice que su arte es solo cosa suya y Einer no debe meterse. Tras lo que parece ser un espacio en el que Gerda se relaja, la explicación que da a su respuesta es “estoy con el periodo.” Ajá.

La segunda escena es Gerda pidiendo a Lili que “traiga a su marido de vuelta, aunque sea por un momento”. Aquí es cuando ya a une le queda muy claro que la historia no es la de Lili y nunca lo fue. La película ante la que estamos es el melodrama de siempre de las personas trans* incomprendidas y sus parejas, unes santos, que no hacen más que callar y querer porque, claramente, son los que peor lo pasan.

De ser sincero ya tenía poca fe en esta película. Empezando por el casting, que iba ya dirigido a ganar el Oscar fácil con el drama de turno que socialmente encaja en este nuevo 2016, esta película es el Catilin Jenner de la comunidad trans* en Hollywod. Ni es para la gente trans*, ni nos representa.

Para más críticas, leed:

‘The Danish Girl’ Trailer Shows Good Intentions Toward Trans People. Is That Enough?

The Danish Girl review — Eddie Redmayne’s swan neck is best thing in pain-free transgender melodrama

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.