Cómo ser community manager y no morir ahogada en un mar de tareas con ayuda de Trello.

Llevo ya más de un año trabajando con redes sociales bajo el cargo de community manager en una pequeña empresa de marketing digital del interior de Venezuela que no posee mucho personal y en la cual las lineas entre community manager, social media manager y content manager están totalmente difuminadas.

Diariamente tengo un millón de tareas por hacer; publicar en diversas redes sociales, monitorear la comunidad y atender todas sus necesidades, impulsar su crecimiento, encargarme de la creación de las lineas discursivas y la creación de todo el contenido, más la conceptualización de todo lo que llevaran las cuentas a nivel gráfico, mantener el hilo de comunicación constante con las empresas dueñas de las cuentas para asegurarme que todo esté bien y el contenido vaya en la linea correcta y ¡pare de contar!.

Sinceramente la lista de cosas por hacer es interminable y llevarlas a cabo todas de manera organizada y sin que nada se me pase por alto es bastante difícil, pero Trello se ha convertido en uno de mis mejores amigos en este camino.

Trello es una herramienta creada basándose en la metodología Kaban, el cual es un sistema de producción altamente efectivo y eficiente desarrollado por Toyota dentro de su sistema de producción “just-in-time” (JIT) o en español “justo a tiempo”. Trello te permite organizar todos tus proyectos en tableros que se divide en columnas llamadas listas y estas listas posteriormente se dividen en tarjetas.

Un tablero puede ser de cualquier cosa, la construcción de una página web, tu planificación semanal o mensual, el desarrollo de una aplicación o simplemente puedes usarlo para dividir y almacenar todos los detalles y las contraseñas de las empresas a las que le manejas RRSS (como hago yo), uso una lista para cada empresa y una tarjeta para cada red social.

Es súper útil porque Trello está contigo siempre en cualquier computadora o teléfono y es la combinación perfecta entre una interfaz visualmente atractiva por su simplicidad y elegancia y características muy potentes, útiles y flexibles.

Puedes tener tantos tableros, listas y tarjetas como quieras y es aplicable tanto al ámbito personal como al laboral. Además tiene la ventaja de que puedes trabajar tus tableros en equipos, lo cual facilita la gestión y organización de las tareas grupales.

Adicionalmente los tableros no se limitan solo a texto, sino que puedes adjuntar imágenes, archivos, fechas de entrega, puedes colocarles colores a tus tarjetas y las personas que colaboren contigo pueden realizar comentarios.

Siempre he sido una amante empedernida del papel y el lápiz, me encanta escribir y eso me había llevado a por costumbre anotar todo tal cual viejita en un cuaderno o agenda, solía llevar las contraseñas de mis cuentas y todo lo que a ellas se refería en un cuaderno, pero si este se me llegaba a quedar en casa, con el se quedaba todo y si en algún punto se me extraviaba con el se iba a extraviar todo mi trabajo y vida en general.

A mi cargo tengo más cuentas de las que personalmente creo que una sola community manager debería llevar y eso me ha presionado a buscar formas y herramientas que me permitan ser más ordenada y eficiente, y Trello es una de ellas.