Las razones que me hacen un Maratonista

Los “Bro-nners”- San, Javi y yo en el maratón de Berlín (2016) después de 42.195km de puro Cotorreo

Una de las cosas que más me gusta hacer es correr. Hace aproximadamente 5 años comencé a correr sin saber que pronto se convertiría en una de mis pasiones.

El 7 de Agosto se celebra el día del maratonista, cosa que apenas este año me enteré gracias a posts de varios amigos corredores.

A 100mts de llegar a la meta en Vancouver (2017), marcando mi mejor tiempo: 03:27:29

Hace tiempo que me considero uno de ellos, un maratonista. Pero nunca me había atrevido a decir “Soy Maratonista”. ¿Porqué? En verdad no lo sé, primero que nada lo veo como un hobby, algo que disfruto y donde estoy lejos de ser un profesional. Hay muchos atletas profesionales que dedican su vida a correr, tienen tiempos increíbles, rompen records mundiales y ganan dinero por hacerlo. Entonces, suponía que este título era de ellos.

Al día de hoy he corrido 6 Maratones completos — 42.195kms. Tajín (2014), Querétaro (2014), CDMX (2015), Berlín (2016), Vancouver (2017) y Chicago (2017). Creo que me he ganado ese título al igual que muchos otros corredores y espero mis piernas me den para seguir llenando esta lista por los próximos años.

Estas son algunas de las razones por las cuales considero soy un maratonista:

  1. HORAS de entrenamiento en horarios que nadie entiende: Soy una persona que funciona mucho mejor de noche, por lo cual, muchos de mis entrenamientos en los últimos años han sido a media noche en Ciudad de México. Cientos de kilómetros recorridos entre 10pm y 1am. Si, varios Jueves saliendo a correr medio maratón o más a las 11pm y volviendo a casa a la 1am. ¿Crees que es raro? Muchos amigos míos se despiertan a las 4am para salir a correr a las 5am.
  2. Viajar es correr: No hay lugar al que viaje que no lleve mis tenis y ropa para correr. No sé en que momento pasó, pero mis tenis nunca se quedan en casa. No importa si es de trabajo, de placer, no importa si es 1ero de Enero, siempre van en la maleta y siempre encuentro 30 o 60 minutos para salir y explorar una nueva ciudad corriendo. De pronto esta razón no justifica el título, sin embargo hubo un momento en el que todos mis viajes de vacaciones se “alineaban” con un maratón o al menos con un medio maratón.
  3. Tiempo de mi para mi: Hay muchas personas que usan la meditación como una forma de relajarse y encontrarse a si mismos. Nunca he meditado, pero para mi correr es justamente lo que representa. Cada noche que salgo a correr son 30–60–90min donde me doy un regalo increíble a mi mismo, me desconecto de todo y pasan mil cosas por mi cabeza. Pero regresando al tema de ser maratonista, cada vez que corro uno, es una oportunidad UNICA donde tengo 3–4hrs de mi para mi. 42.195kms que cada vez que recorro me enseñan algo diferente y poderoso de mi mismo.
  4. Competir conmigo mismo: Esta es una de las cosas más maravillosas de correr, entrar a “competencias” donde participan desde 1,000 hasta 50,000 personas y nunca compites con ninguna de ellas. Si corres y lees esto, estoy seguro que alguien te ha preguntado después de una carrera con medalla en mano… ¿Ganaste?. Para mi nunca se trata de llegar en primer lugar, de nuevo, no soy un profesional. Parte de lo que me mantiene motivado, a seguir entrenando y seguir corriendo es siempre ser mejor que el yo anterior, siempre hacer mi mejor esfuerzo por romper mi marca personal. Si lo logré, la satisfacción es tan grande que siempre me empuja a buscar la siguiente meta.
  5. Cruzar la meta = Inscribirme al siguiente: Esta para mi es la razón que más nos define a muchos como maratonistas. Hay un momento en la carrera que llega en el kilómetro ~35 en el cual todo se pone MUY difícil. Cuestionas si eres capaz de terminar y llegar a la meta incluso cuando ya lo hiciste antes! Todo duele, tus piernas se mueven pero parece que no te acercas al final. Sólo faltan pocos kilómetros. ¿Qué son 3, 5 o 7 kms? Los corrí miles de veces antes de esta carrera, y aún así cuestan como si nunca los hubiera corrido antes. Te preguntas mil veces ¿Qué estoy haciendo aquí?. Pero al final, cuando logras llegar a la meta y te colocan esa medalla olvidas la parte difícil y te llenas de una satisfacción única. Y lo único que puedes pensar es: ¿Cuál es el siguiente y cuándo me tengo que inscribir?

Disfruto demasiado correr, por eso y muchas razones más:

¡Soy un Maratonista!