Living La Vida Loca: más allá del compromiso
Gabriela M
551

Yo experimenté durante un tiempo adolescente, una libertad casi absoluta: sin horarios ni obligaciones. Y puedo afirmar sin miedo a equivocarme que ningún ser humano esta preparado eso. Te aniquila. Es una libertad para los Dioses, no para los mortales.
Aristoteles hablaría del justo medio y la frónesis como virtud del pensamiento moral que debe guiarnos. No me animo a convertir el “justo medio” en regla, pero mi experiencia asegura que el exceso de libertad es tan o más dañina que algunas las drogas.
El compromiso con otras personas (afectivo, laboral o recreativo) es saludable. La libertad es buena solo entendida como parcial porque sin margenes ni ataduras daña la voluntad. Debilita la voluntad.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Apuntes’s story.