Hablemos de la poronga de PSN+ de mayo

Lenatamente, como una verga sin envaselinar nos encajaron esos juegos insalobres.

ETHER: Lo jugué, me agarré los huevos con el DualShock, una mierda incandescente. Inexplicable. Como una película de Lucrecia Martel sin estrenar porque en el Bafici les pareció muy lenta.

Race the Sun: Soporté 3 partidas, un juego de tablet o celular. O lo podría correr con caca mientras esté en prisón.

MurasakiBaby: Vi el video, no lo jugué, una poronga.

Hohokum: El mejor de todos: una vivorita, como el Snake de Nokia, con toques de LocoRoco de PSP y una música genial. Para jugar fumadísmo con las mejores flores.

The Unfinished Swan: Al principio parece re arte conceptual. Decís “Wow que idea se mandaron”, a la hora, querés llamar a un ejecutivo de Sony y hacerle un secuestro virtual.

Guacamelee!! (edición no se cuanto): Jugué el primero en PSVita, éste lo probé en PS4 y lo borré a los 25 minutos. Todo juego que tenga mejicanos que no sean Machete deben ir a la hoguera.

Como pueden ver ningún título AAA, este mes Sony nos garchó, y uno se deja, porque quizás, algún mes, aparezca de la buena, y a esa hay que entrarle.

Sony niega vínculos con la AAA