La alta costura llega a las mujeres musulmanas

La firma italiana del lujo Dolce & Gabbana ha lanzado su primera colección dedicada a las mujeres musulmanas. Los modistos italianos la han bautizado bajo el nombre de Abaya, que hace referencia a las túnicas oscuras que visten algunas mujeres musulmanas y que cubren todo el cuerpo excepto la cara, los pies y las manos.

Modelos posando con vestidos de la colección Abaya

Es una colección de túnicas (abaya) y velos (hijab) para ocasiones especiales en la que predominan el color negro y los tonos neutros, aunque siempre con los tintes sicilianos propios de la isla en la que nació Domenico Dolce. Son conjuntos de túnica y velo adornados con pedrería, encajes, raso y bordados, aunque entre ellos también hay prendas más arriesgadas, como túnicas con transparencias o faldas más recortadas de lo habitual, siempre acompañadas de altos tacones y de elegantes complementos, como carteras, bolsos, gafas de sol o joyería.

as marcas de lujo, que han visto una oportunidad en él, ya empezaron hace años a adaptar sus colecciones a las necesidades del público islámico. Algunas, como Armani, Calvin Klein o Prada producen líneas de pañuelos especialmente pensados para cubrir la cabeza. La firma Valentino también quiso conquistar una parte del mercado musulmán y dispone de un servicio personalizado que permite diseñar túnicas.

Este boom del mercado islámico también lo vio DKNY (Donna Karan New York), que en julio de 2014 lanzó su colección Ramadan, con prendas que cumplían con las normas islámicas de recato en el vestir femenino. Antes de Dolce & Gabbana, el último en dar un guiño a las musulmanas fue el emporio textil sueco H&M, que fichó a Mariah Idrissi, la primera modelo con velo islámico que protagonizó una campaña de moda occidental.

Like what you read? Give Roberto a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.