Cazafantasmas: Era hora de llamar a las mujeres

Cuando se trata de relanzar franquicias exitosas de los 70 y los 80, Hollywood está llamando a las mujeres. Para el reboot de Cazafantasmas Sony no tuvo miedo en llamar a cuatro de las mujeres más divertidas en la actualidad.

Sin embargo, antes de su estreno algunos “fans” de la franquicia se dedicaron a trollear la nueva cinta. El motivo: elegir un elenco femenino que se dedica a cazar fantasmas. ¿Mujeres haciendo el trabajo de hombres? Cómo era esto posible.

Pateando bolas

En pleno 2016 se mantiene un mundo de tremendas desigualdades, una de ellas es el género. Ser mujer podrá ser “más fácil” que hace 100 años pero eso no significa que no se enfrenten a más –y diversos– obstáculos que los hombres. Si un hombre dedicado a la ciencia tiene ideas extravagantes se le llama “científico loco”. Si una mujer piensa exactamente lo mismo seguro se debe a que está histérica.

Esta es una de las premisas fundamentales de Cazafantasmas: mujeres haciendo el trabajo que antes sólo era realizado por hombres. Este tipo de planteamientos es todavía un acto de rebeldía.

Abby (Melissa McCarthy), Erin (Kristen Wiig), Holtzmann (Kate McKinnon) y Patty (Leslie Jones) se enfrentan a los problemas del más allá. La cinta actualiza el discurso de la original y lo acerca a nuestra realidad. El villano de la película es un terrorista que encuentra en el mundo paranormal la forma de vengarse de una sociedad que lo aparta por ser diferente.

Pero no sólo se trata de lidiar con seres de otras dimensiones. Las cuatro cazafantasmas también se enfrentan a los espectros de la nuestra. Por un lado luchan contra el descrédito del gobierno estadounidense que las expone en los medios como un fraude. Por el otro al de los especialistas de lo paranormal. Martin Heiss (Bill Murray) es el experto que las humilla porque fingen atrapar fantasmas. Esta divertida secuencia demuestra que la realidad está superada por la pantalla de cine.

La película responde de manera contundente a la crítica de los trolls y a las personas que mantienen las viejas estructuras que dan más valor al género masculino que al femenino. Nada como una patada –o rayos– en los testículos para acabar con los fantasmas de ésta y otras dimensiones.

Las chicas sólo quieren hacernos reír

Uno de los principales aciertos de la película es su elenco. Melissa McCarthy y Kristen Wiig realizan una comedia bajada de tono comparada a otras de sus películas pero realizan excelentes actuaciones. Lo mismo sucede con el estilo humorístico de Leslie Jones (Saturday Night Live) que se caracteriza por ser un poco más agresivo. Después de todo es una franquicia que está buscando hablarle a un público de diferentes edades.

De las cuatro destaca el trabajo de Kate McKinnon. Holtzmann, una brillante inventora, es encantadora a pesar de su nula capacidad para socializar. Muchas escenas de la película son en extremo divertidas gracias a una extraña combinación de carisma, irreverencia, locura y en ocasiones una actitud que raya en lo suicida.

También sobresale el papel de Kevin interpretado por Chris Hemsworth. Si las películas de acción cuentan con la figura femenina de cuerpo “perfecto” aquí es al revés. Kevin es una burla directa a todos los papeles de “chica bonita y tonta” que han inundado las pantallas de cine. Hemsworth hace un excelente trabajo invirtiendo los papeles con su encantadora estupidez. Algunas de las escenas más divertidas de Kristen Wiig son precisamente debido a su atracción física por este personaje.

Un verdadero relanzamiento

La nueva Cazafantasmas dirigida por Paul Feig no busca copiar o superar la versión original de Ivan Reitman. La estructura dramática es la misma pero el discurso es nuevo. Dos científicas, una ingeniera y una vendedora de boletos del metro de Nueva York se dedican a atrapar fantasmas. Pero el punto de vista femenino le da un nuevo significado a la historia y al humor de la franquicia.

Bill Murray y Dan Akroyd tenían reacciones contenidas ante los fantasmas en la película de 1984. Los personajes de Wiig y McCarthy no pueden ocultar su emoción cuando ven al primero. La esencia de los personajes principales podrá tener la misma base pero los matices son diferentes.

Son mujeres pero eso no las hace menos rudas que cualquier hombre. Secuencias como las pruebas de los nuevos inventos de Holtzmann o la batalla final revelan que no le temen a ningún fantasma.

Cazafantasmas realiza varios homenajes hacia la versión original. A excepción de Bill Murray que aparece en un par de escenas, el resto del elenco original sólo se presenta con pequeños gags. Dan Akroyd, Sigourney Weaver, Ernie Hudson y Annie Potts realizan guiños geniales hacia los fans de la franquicia sin hacer sombra a los nuevos personajes. La escena de Dan Akroyd es la más significativa por obvias razones: le pasa la antorcha simbólicamente a las nuevas cazafantasmas.

Este relanzamiento es el primer esfuerzo de Sony por reinstalar el universo cinematográfico de los Cazafantasmas. Ghostcoprs es la compañía productora de Sony encargada de este universo. Detrás de ella están nada más y nada menos que Ivan Reitman y Dan Akroyd. Aunque el bajo éxito en taquilla ha puesto en duda una segunda película ya trabajan en otros proyectos. El más importante hasta ahora será la película animada Ghostbusters: Ecto Force.

El veredicto

Buena

La apuesta de Sony por relanzar su franquicia más exitosa de los 80 resultó ser un muy buen trabajo aunque esto no se haya representado en la taquilla de Estados Unidos. Tal vez una de las razones más importantes de este “fracaso” tiene que ver con el género de la película: las comedias nunca son tan redituables como las películas de acción.

Pero es en la comedia donde está el principal acierto de esta nueva versión de Cazafantasmas. La esencia de este universo es el humor. En la película hay escenas con fantasmas que buscan asustar por un par de segundos. Hay escenas cargadas de acción cuando se trata de atrapar a un dragón espectral en un concierto de Ozzy Osbourne. Pero lo que hay detrás de cada una de ellas es una divertida comedia que tiene un discurso basado en el punto de vista femenino.

Ahí el otro acierto del relanzamiento. No trata de hacer una calca de los personajes originales. Los retoma y juega con ellos siempre desde la perspectiva de una mujer. No trata de imitar al héroe de acción masculino de otras cintas o al científico extravagante de otras. Hay una propuesta original por crear nuevos personajes de los que el público se pueda enamorar. Al frente de este gran trabajo están las actuaciones de Wiig, McCarthy, McKinnon y Jones, cuatro de las mujeres más divertidas de Hollywood en la actualidad.

Cazafantasmas se quitó el miedo de tener la sombra de una película de culto y ofrece un discurso original con la misma estructura. Es una crítica divertida a las barreras de género que persisten en muchas sociedades con un humor certero, personajes encantadores y muy buenas actuaciones.


Originally published at www.clicknecesario.com on August 15, 2016.