Noticias falsas: la desinformación en tiempos de Facebook y cómo detectarla

Una gran parte del planeta sigue tratando de entender cómo fue posible que Donald Trump ganara la presidencia de Estados Unidos. Sin duda hay muchos factores que hicieron posible esto y uno de ellos son las noticias falsas.

Durante la campaña Trump difundió en sus eventos y sus redes sociales muchos datos falsos. Desde índices de homicidio por motivos raciales hasta presuntos ataques hacia su persona que nunca fueron confirmados por las autoridades. Pero no fue el único. Millones de personas compartieron noticias falsas en redes sociales y esto es un problema en todo el mundo.

Todos los días encontramos en nuestros muros de Facebook o Twitter frases de Albert Einstein que jamás dijo o estados civiles que sabes que no son ciertos. Generar información fraudulenta sobre algo o alguien no es nuevo. Pero uno de los desafíos en la actualidad es que estamos más expuestos a ellas. Recibimos más información que nunca en la historia a través de internet. Algo que parece positivo (mayor acceso a la información) también puede ser contraproducente.

A continuación tratamos de explicar este fenómeno, cómo nos afecta y qué podemos hacer para no caer en la trampa de compartir una noticia falsa.

Abre ese maldito link

Uno de los principales problemas es que compartimos información sin leerla. Nuestro primo comparte un link o un video con un título atractivo. Nuestra tía ni siquiera abrió el link pero como señala que “X” político es corrupto y ella apoya al partido contrario, comparte el link. Cada vez llega a más personas. Después de todo, viene de una fuente confiable: un familiar o amigo que piensa como nosotros.

No seas como tu tía y abre el link. Leer la información que contiene es sólo el primer paso para que no te engañen.

El origen de la información SÍ importa

Existen millones de sitios en internet y es imposible que tengamos una lista de todos los que no son confiables. Una de las formas más sencillas de verificar si la nota es cierta es ver quién la publica. Si esta publicada por un medio conocido como un periódico o televisora es poco probable que estés leyendo una noticia falsa.

Ojo: esto no quiere decir que la nota sea totalmente cierta, solamente aumenta su grado de confianza. Muchas veces los medios tienen información incorrecta. Los buenos medios reconocen sus errores y corrigen la información proporcionada. Los malos la dejan ahí o la retiran fingiendo que “no paso nada”.

Otro escenario es que la información venga de sitios o medios que desconoces. Que no sea un medio tradicional como un periódico impreso, estación de radio o televisora no lo hace falso. Así que lo primero que debes hacer es revisar otra información que generan. Con una buena conexión a internet en menos de dos segundos puedes ver su página principal o ver toda su página de Facebook.

Pongamos por ejemplo esta publicación compartida en Facebook por una “celebridad” de internet. El video lleva como título “La próxima pareja presidencial”. ¿Carlos Slim y Carmen Aristegui están planeando gobernar México? ¡Todos somos fans de la teoría de la conspiración! Pero, ¿esto es cierto o es sólo un “famoso” de internet el que lo dice?

Dedícale dos minutos a Google

Lo mejor que puedes hacer para estar seguro es buscar la noticia en Google o cualquier otro buscador. Si esto es cierto o podría serlo es muy probable que haya notas en otros sitios. En la actualidad las exclusivas y los “Breaking News” duran un minuto. Antes de que actualices tu feed de Twitter otros tres medios ya tienen la noticia “de último momento”. Así que si una noticia es cierta es seguro que más medios la tenga en sus redes sociales o sitios de internet.

Sigamos con el ejemplo de la “próxima” pareja presidencial. Nuestra tía –sí, la misma tía– comparte el video, lo vemos y pues… sí es sospechoso el comportamiento de estos personajes de acuerdo a nuestra información previa o prejuicios. Pero, ¿qué pasa cuando buscas en Google “Slim y Aristegui próxima pareja presidencial”? Esto:

Si dan click aquí se pueden ahorrar el copy/paste en Google.

Aquí pueden verificar que el video es real pero háganlo bajo su propio riesgo.

Antes de que publiques, compartas o des RT en cualquiera de las redes que usas, checa que no sea sólo un “famosillo” necesitado de atención. Si ves la misma información en más de tres medios confiables entonces es probable que tenga fundamentos.

¿Hacerte reír o engañarte?

En internet también hay sitios que utilizan las noticias reales para crear humor a través de esta. Saber distinguir esto también es importante para que tu tía no termine engañada. En México el sitio más conocido que utiliza esta fórmula es El Deforma. Ellos utilizan la sátira y la exageración para crear sus “notas informativas”. Pero su objetivo no es engañarte, es hacerte reír.

En Estados Unidos uno de los sitios de sátira política más importante es The Onion. La fórmula es hacer que la nota sea verosímil pero exagerando algunos datos o elementos que dejen claro que no es real. Otros como ClickHole lo llevan al extremo y son menos verosímiles. Pero ellos, a diferencia de otros sitios no buscan que creas que sus contenidos son noticias reales.

Sal de tu burbuja social y digital

Si algo podemos deducir de fenómenos sociales como el Brexit o la victoria de Trump es que estamos más desconectados de lo que creemos. Nuestro comportamiento en redes sociales es muy similar a nuestra forma de elegir amigos. Seguimos únicamente a personas que comparten nuestros valores. Si no los comparten, los dejamos de seguir y listo.

Es poco probable que en tus contactos de Twitter o Facebook tengas a personas que piensen radicalmente diferente a ti. Si estás a favor del matrimonio igualitario es poco probable que sigas a una persona que cree en terapias de conversión para curar la homosexualidad. O que una pareja gay no puede adoptar hijos porque es contra la naturaleza. Sí, hay gente que lo cree.

Una recomendación que seguro te servirá es seguir a medios o personas que piensen diferente a ti. Ajá, leíste bien: conocer a la gente que no piensa como nosotros. Ya saben, eso de tener a tus “enemigos” cerca no es del todo un disparate. Si sólo te enteras de lo que pasa en el mundo con un solo sitio o con lo que dice un conductor en la televisión es probable que tu visión este limitada. Tienes acceso a cientos de opciones, elige en las que más confías, pero elige varias. Y no está de más tener cerca a una o dos con las que no compartes puntos de vista.

Comenta y participa

Otra acción que podemos realizar para evitar que se difunda información falsa es señalarla y discutirla. Atrévete a ponerle un comentario a tu tía que compartió el video y decirle que esa información es falsa. Tal vez empiecen una discusión de cientos de comentarios pero es mejor a quedarte callado. No está mal que nuestra tía o un amigo piense diferente a nosotros. Pero sí está mal dejar que comparta información falsa.

No importa que sea una mentira grande o pequeña. La información que consumimos y compartimos tiene un impacto. A veces es positivo como denunciar a un gobernador corrupto.

Pero otras tantas, las noticias falsas tienen un efecto uno negativo como decir que las mujeres que utilizan métodos anticonceptivos son “rameras”. Sí, con esas palabras las publicó este medio. Lo peor: el dueño de este sitio en internet ahora será el jefe de estrategia y política de Donald Trump en la Casa Blanca.

Apoya al periodismo

Apoyar a un periódico o sitio de noticias profesional no te librará de encontrarte notas con información falsa en internet. Pero es una forma importante de ayudar a los grupos y personas que se encargan de investigar e informar con ética y profesionalismo.

No podemos dejar de lado el hecho de que los sitios y grupos que producen noticias falsas lo hacen porque es rentable. Pueden o no tener fines políticos evidentes, pero lo hacen primero que nada porque es un negocio. Una nota en el sitio The National Report ha logrado generar 10 mil dólares por la cantidad de personas que la visitaron. Beneficia económicamente a una persona sin considerar las consecuencias que pueden tener socialmente. Después de todo para ellos “es sólo un negocio”.

Hay muchos sitios y periódicos a los que te puedes suscribir. El grupo editorial al que pertenecemos tiene un proyecto para fondear el periodismo independiente que genera el equipo de Animal Político. Aquí puedes saber más de cómo apoyarlos y las investigaciones que han realizado.

No es por presumir, pero están buscando a Javier Duarte por corrupción gracias a este reportaje.


Originally published at www.clicknecesario.com on November 15, 2016.