Nro 1

hoy lo vi… y aunque mis ojos se rehusaban a hacerlo, mi mente aún seguía viéndolo

se me acercó, me besó la cara y hablamos casi 1 minuto

de lejos, a veces me miraba y ya al irse se me acercó y me besó la cara

en la puerta volteó hacia mí, me buscaba la mirada… yo seguía ocupada, no lo miraba con los ojos pero sí quizá con la mente y con el corazón

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Romina Ibarra’s story.