Despierto sin tí


Me despierto asustado, sudando, no se que pasa, estoy conmocionado, recobro el sentido de la realidad que me rodea y la realidad es que... No pasa nada, o por lo menos aquí no. Sin embargo mis sueños me vuelven a atormentar de nuevo como si yo mismo me odiara, aunque la verdad estoy casi seguro de ello.

En el pasado he conocido almas tan puras como una flor que florece por primera vez en primavera sin ninguna malicia mas que tal vez, presumir de sus pétalos al movimiento del viento, casi por igual he conocido almas que la propia noche, la reina de la amarga pero adictiva soledad de la que no puedo escapar. Aún así, de centenares de personas las cuales he conocido, tan sólo una ha bastardo para que el resto no importe, ¿Pero, y sí acaso no fuiste mas simple que fruto de un engaño de algo que no puedo explicar?

Como un rayo sobre la historia de mi vida que no es capaz más que causar daño... Dejando un sutil eco sobre tí.

Te pediría que dejases mis sueños, me están envolviendo en una tormenta de locura, al despertarme me consumo cual vela apunto de apagarse.

Te pediría que te fueras, pero aunque pudiera, no quiero vivir sin tí.