“Rodolfo Walsh en historietas” — CJ Camba, Gonzalo Penas

Plegaria Walshiana

Santo Rodolfo Walsh, ruega por nosotros

Santo Rodolfo de la prosa filosa, de la reflexión oportuna

Santo Rodolfo de la sangre en asfalto y la pastilla de cianuro

Santo Rodolfo de la clandestinidad

Santo Rodolfo de la ética hasta la muerte

Santo Rodolfo de los huevos de acero, del arma empuñada

Santo Rodolfo Walsh de la victoria

Santo Rodolfo del nuevo periodismo, del vuelo literario, de los atardeceres cansinos

Santo Rodolfo Walsh de la ginebra y el pucho apurado en las redacciones oscuras

Rogá por nosotros

Que tu desaparecido cuerpo no haya sido asesinado en vano

Cada vez que alguien le dice menor a un niño

Cada vez que entrevisten a una mina por sus tetas

Cada vez que escriben crimen pasional en el titular

Y usen la palabra delincuente como pena de por vida

Con cada pregunta pusilánime para besar los pies del funcionario

Cada vez que eligen figurar

No repreguntar

O quedar bien

Porque estamos en Corrientes y no da pelearse

Cada vez que un ministro diga que las pibas se embarazan por un plan

O un rockero que somos todas unas putas histéricas que queremos que nos violen

Con cada foto del morbo de la muerte en la portada

O cada vez que informen sobre el caos del tránsito y no las consignas de las y los manifestantes

Cada vez que me rompan los ovarios por escribir las y los

Cada vez que pase cualquiera de estas cosas

Yo me voy a acordar de vos Rodolfo

Voy a hacer una estampita con papeles del rubro 59

Y tu imagen al frente

Los anteojos firmes, la máquina de escribir gastada

Porque cada vez que hagan una de esas cosas

Están matando un poquito tu memoria

Por eso

Santo Rodolfo de la metáfora política

Vos, que quisiste destruir lo sagrado de la literatura

y llevarla al barro de los hechos

Rogá por nosotros

Que tu desaparecido cuerpo no haya sido asesinado en vano

Que tengamos el coraje de escupir cada pose de cartón

En las redacciones, así como en la radio y en la tele.

Amén.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.