Llenemos nuestros ojos de ficción. Cualquier cosa es mejor que juntar el coraje que se necesita para mirar a la verdad y que estalle en la cara. Compremos y vivamos fantasia. Disfrutemos de lo onírico del dia a dia, de lo efímero de la euforia. Mañana es igual a hoy y asi pasamos los días en la sonmolencia de la vorágine. En lo redundante de la rutina. Nada de dias extraordinarios. Nada que te muestre el camino o que ilumine tus pasos. Sólo caminas porque tenes que hacerlo. Por inersia.

Cuando llegue el momento tal vez sea tarde y sea el mundo el que decida por vos. O tal vez si tenes un poco de suerte levantes la vista te refriegues los ojos y te veas con el coraje sufiente para hacerle sombra al cagazo, armando tu mundo sin esperar que te caiga de arriba y que el unico milagro sea despertar y despegar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.