This story is unavailable.

Puf violeta, he vivido muchas emociones en tu relato. Desde incomodidad por la situación que viviste, hasta enfado o incluso ganas de haberte acompañado a esa consulta y haber sido yo la que te diese la mano para alejarte de ese “Dr.”.

Gracias por denunciarlo, tanto en la justicia como aquí, públicamente. Es una pena que “personas” de esa calaña tengan trabajos en los que interactúen con personas, y más grave aún si son profesionales sanitarios.

Un saludo!

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.