Genios en Paraguay

¿Tenemos gente extraordinariamente genial en Paraguay? Quiero creer que sí. Y no hablo de personas con talento que pueden reproducir algo ya creado de forma diferente o casi perfecta, sea lo que sea. Hablo de gente capaz de crear algo completamente nuevo, algo revolucionario apto para cambiar la dirección de cualquier sistema al que se éste se dirija: arte, política, educación, etc.

En un libro decía que es necesario un ambiente propicio para que surjan estos genios. ¿Es Paraguay en este siglo un ambiente ideal para la genialidad? Leí un artículo periodístico el domingo pasado sobre dos energías diferentes, pero, muy concretas que se están dando en el país, uno con los estudiantes al frente, que ya no se callan, y otro con gente haciendo hurras a los mismos sátrapas de siempre. Como sea, el final aún no está cantado.

La genialidad no es algo muy común, y así mismo, parece ser algo delicado, que de existir, prefiere mantener un perfil bajo en una sociedad dominada por mediocres. ¿Dónde se esconderán los genios paraguayos? ¿Sobresaliendo en el extranjero, tal vez? ¿Peleando por algo más grande que ellos, pero, tildados de locos en la actualidad? ¿Quiénes son? ¿Tengo que esperar que la historia los declare?

No voy a hacer muy largo esto, total, respuestas no tengo, sólo preguntas. Y para aclarar un poco el tema, porque he visto gente en las redes sociales dándose ínfulas de genialidad les dejo con esta partecita del “El Hombre Mediocre” de José Ingenieros: “La adulación prodiga a manos llenas el rango de genio a los poderosos; imbéciles hay que se lo otorgan a sí mismos.”

Nota al margen sobre “El Hombre Mediocre” de José Ingenieros: mi opinión sobre la idea de que Sarmiento haya sido un genio en su época va para cuando investigue más sobre él, lo que sé apenas está basado en lo que se refiere a la Guerra de la Triple Alianza y su frase de que a los paraguayos hay que matarlos a todos incluso desde el vientre de sus madres, no ayuda. De todas formas, es muy poco para formarme una opinión, y aparte, con eso de que “vivía obsesionado con el afán de educar” me deja completamente en el medio.