Quizás el punto más negro es el del reparto de mercancías.
El coche eléctrico
Agustín Casado
371

Esto puede resolverse con centros de consolidación intermedios: en lugar de meter en la ciudad camiones grandes, estos descargan en estos centros, y de ahí sale la mercancía en furgonetas eléctricas o bicis de carga a la última milla. Lo malo es que requiere colaboración por todas las partes (o palos del gobierno municipal) y que puede suponer una ruptura de carga adicional, si no se optimizan rutas. Por ejemplo, en la red Civitas: http://www.civitas.eu/sites/default/files/Results%20and%20Publications/civitas_ii_policy_advice_notes_05_logistics_es.pdf

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Rubén’s story.