Cirugía robótica, una tecnología emergente.

Hoy en día la tecnología ha logrado avanzar a niveles que, hasta hace unos cuantos años, jamás nos hubiéramos imaginado posibles. Desde la cantidad de datos e información que se procesa y obtiene con ayuda de Big Data, los avances en la inteligencia artificial, que cada día se vuelve una rama de la ingeniería más robusta y con mayor capacidad de impactar en nuestras vidas y avances en procesos que cada vez requieren menos de la intervención humana para poder operar y tomar decisiones propias, como por ejemplo los autos no tripulados que se pueden manejar solos.

Una de estas áreas en las que, día con día, las máquinas van convirtiéndose en sistemas más autónomos es el área de la cirugía robótica, que va a la tendencia de ser una función no asistida.

Cuando recién se estrenó esta tecnología en una sala de operación, el robot no era más que un simple asistente, capaz de sostener los instrumentos del médico, facilitárselos mientras obedecía comandos por voz, iluminar alguna zona dentro de la sala y lo más complejo a lo que aspiraban, era a realizar algún procedimiento de corte o alguna inyección asistida por el operador del robot. Sin embargo, todo esto ha ido cambiando con los años y los sistemas han ido mejorando tanto en la cantidad de funciones que pueden desarrollar, como en la precisión de cada una de esas funciones para maximizar su eficacia.

Hoy en día el tipo de robot más utilizado en cirugías, es el robot da Vinci que como describen en un artículo de bbc: “consiste en un aparato de cuatro brazos con forma de patas de araña operados por un cirujano desde un panel de control en la sala de operaciones” [1] a esto hay que añadirle las cámaras de 3 dimensiones que tiene a su disposición el operador para poder observar mejor los detalles y dar mayor precisión a la operación. Este tipo de robot depende de un operador que lo controle, no puede tomar sus propias decisiones aún, pero no está nada lejos de lograrlo.

Hay que tomar en cuenta que para que se pueda aplicar un procedimiento de este estilo debe ser 100% seguro y estar debidamente probado. Por tal motivo aún no hay comercialmente este tipo de tecnologías, pero gracias al avance de tecnologías como la inteligencia artificial y el procesamiento digital de imágenes en unos cuantos años este tipo de tecnologías podrán ser una realidad, ya que sólo se les tendrá que enseñar una vez a realizar los procedimientos y pueden aprender colectivamente de cada operación individual que se realice para mejorar el proceso hasta perfeccionarlo.

Sin duda alguna es una tecnología que debemos seguir de cerca ya que va a ver grandes avances en los años venideros y tiene grandes retos a los cuales sobreponerse para lograr la meta.

[1]http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/09/140909_respuestas_curiosos_13sep_finde_yv

https://www.clinicalascondes.cl/CENTROS-Y-ESPECIALIDADES/Centros/Robotica/%C2%BFQue-es-la-cirugia-robotica-.aspx

http://cirugiaroboticaull.blogspot.mx/2012/09/historia_26.html

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.