Entrevista: “Nunca pensé que encontraría a mi esposa en Kismia.com”

Con el boom de la era digital cada vez es más común conocer gente — que no tiene ningún tipo de relación con nuestros conocidos ni nuestro entorno — , a través de plataformas web o aplicaciones. Desde consultas médicas hasta una pareja de vida. Internet parece romper límites y acercarnos más a personas con las que tenemos intereses en común pero ninguna relación. En los últimos meses leí sobre este nuevo sitio de citas, Kismia, opiniones interesantes y decidí buscar un caso de éxito en Argentina.

Lo particular de este sitio de citas es que va dirigido a adultos y personas que buscan relaciones serias, no solo pasar un buen rato. Es el punto de encuentro de viudos, divorciados, y cansados de la soltería. Para personas que han decidio que prefieren disfrutar la vida en compañía. Pero, ¿es realmente exitoso el portal Kismia.com?

Para responder a esta pregunta y conocer más sobre la página, entrevisté a Marcos -quien prefiere dejar su apellido en anonimato-, un usuario de la página web de citas que tiene más de un año usándola y que además tiene un caso muy interesante para compartir. Les dejo la entrevista.

— ¿Qué te motivó a registrarte en Kismia.com?

— Creo que mi principal motivación fue el temor a la soledad. Me divorcié hace veinte años, tengo una hija ya grande que está casada y vive en Mendoza con su esposo. Me mudé a Buenos Aires por trabajo y aquí conocía a muy pocas personas. Mi vida de soltero no era mala, siempre me ha gustado tener mi espacio y liberarme de compromisos, pero también aprendí que hay momentos en los que necesitás a alguien como apoyo tanto para los buenos momentos como para los malos. A mí me gusta mucho viajar, por ejemplo, y ya comprobé que viajar con Alejandra es una experiencia mucho más enriquecedora para mí.

— ¿Antes de conocer a Alejandra tuviste citas con otras mujeres?

— Sí, un montón.

— ¿Seguro que no te importa hacer pública esa confesión?

— No, Alejandra lo sabe. Además con la mayoría fueron solo citas. Hubo un momento en el que programaba las citas casi semanales, para comer con alguna mujer los viernes por la tarde, por ejemplo, que era cuando más me afectaba la soledad.

— ¿Y es tan fácil conseguir citas? ¿Hay muchas mujeres dispuestas a conocer gente?

— La verdad es que al principio me costó un poco. Muchas no responden, y creo que también hay cierta predisposición de que el hombre va a hacer comentarios subidos de tono o machistas. Una de las cosas que hice, al tiempo, fue poner en mi perfil que buscaba una relación seria y que quería conocer primero a la persona, creo que eso ayudó a que respondieran más. Igual enviaba un montón de mensajes, es casi un trabajo, creo que le dedicaba al menos una hora diaria. Y bueno, después de conversar un buen rato, además acordaba las citas en lugares públicos y de ser posible en restaurantes conocidos, eso les daba más tranquilidad y les evitaba pensar en una estafa o cosas peores.

— ¿Y cómo te iba en los encuentros? ¿Alguna mala experiencia?

— En general bien, con la mayoría simplemente no éramos compatibles, y yo lo sabía porque ya Kismia da un porcentaje de coincidencia, pero igual me gustaba conocerlas y compartir un rato. Hice un par de amigas así. Pero también te encontrás con mujeres que no se parecen en nada a las que viste en la foto, la verdad no entiendo por qué hacen eso, me parece terrible. Para mí ya es un motivo para desconfiar. Y bueno, igual están las que no paran de hablar, las que hablan de política y no tiene tus mismas opiniones o las que son muy cerradas y no entendés qué hacen en Kismia en un principio.

— ¿Y algo que no te haya gustado de Kismia Argentina?

— Al principio me llegaban un montón de correos y eso me molestaba y llegué a buscar en Kismia dar de baja, pero luego aprendí que en las configuraciones uno puede ajustar las frecuencias de las notificaciones, y ahí dejaron de lloverme tantos correos, solo dejé las notificaciones que más me interesaban.

— ¿Usabas la versión gratuita, Premium o VIP?

— Creo que es fácil verse tentado a pagar la Premium sobre todo por las fotografías. Es la versión que te permite ver todas las fotos y leer el perfil incluso antes de que respondan, y aproveché una promoción. Además de la libertad de poder enviar más mensajes y leerlos todos. No está mal y no me pareció tan costoso. Igual me pasó en otros sitios de citas en los que también estaba registrado.

— ¿En cuánto tiempo conociste a Alejandra?

— Yo tenía ya cerca de un año usando la plataforma, ella mucho menos, como dos meses, de hecho yo fui su primera cita.

— ¿Fue amor a primera vista?

— Para mí sí, para ella no. Igual yo siempre he sido un tanto enamoradizo, y aunque me guste mucho siempre procuro mantener mis expectativas bajas, y más porque ya había salido con muchas mujeres y no había tenido muchas relaciones duraderas. Luego de tener tiempo usando la página de citas pensé que iba a ser algo más temporal, para solo compartir con mujeres maduras hasta que conociera a la amiga de un amigo o me reencontrara con una amiga del liceo, alguien conocido. Sinceramente nunca pensé que conocería a mi esposa en Kismia. Después de mi primera cita con Alejandra la pasé muy bien y sentí el flechazo. Ella estaba más distante y cuidadosa, quiso conocerme primero y luego todo se dio con más facilidad.

— ¿Cuándo decidieron casarse?

— Hace tres meses. Ya teníamos varios meses saliendo y yo me tenía que mudar de mi departamento, y ahí decidimos vivir juntos. Yo sabía que ella quería casarse de nuevo porque lo habíamos conversado. Ella tiene 49 años y yo 53, los dos tenemos hijos grandes y no queremos tener más, pero sí surgió el tema de adoptar un perro y en chiste dijimos que sería un perro fuera de matrimonio porque no estábamos casados y ahí, medio en broma y medio en serio, le lancé la pregunta de si se quería casar conmigo y me dijo que sí. Creo que también estamos en una etapa de atrevernos a vivir nuevas experiencias y ser un poco más impulsivos. Ya tenemos dos meses casados y hasta ahora todo va muy bien, solo nos falta el perro.

La experiencia de Marcos ha sido una gran referencia para conocer más sobre este sitio de citas y poder formar sobre Kismia opiniones más concretas. Soy de los desconfiados de estos sitios de citas pero confieso que luego de esta entrevista me motivé a descubrir más sobre Kismia Argentina.

Encuentra tu amor con Kismia