estado de sitio

Ya suenan las sirenas en Stalingrado,
Trina, trina
corren ya los lobos al desquebraje del hielo,
ya se congelan mis manos que aprieto contra el pecho,
frunzo tus camisas, las cortinas, el ceño.
Nunca tuvimos luz eléctrica,
ni cosa alguna fabricada en plástico,
no obedecimos al dictado realista,
fuimos de lo más obtuso,
plano, línea ,
contrapunto.
No corrimos al sol en los campos de trigo,
aferrados a una máquina,
nuestro amor fue constructivo,
ballet mecánico nuestro pacto desnudo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated sabio’s story.