El problema


Sabes cual es el problema?

El problema es que después de darte mi todo, seguía siendo poco, seguías queriendo más.

Que aunque yo traté de no lastimarte, tú seguías diciendo que no me importabas.

Que cuando yo hice todo por ti, tú pensabas que yo seguía sin demostrarte lo tanto que te quería.

Al final el problema no era en realidad el problema, sino que todos esos eran pretextos. La verdad es que yo era lo que estaba mal. No era que las cosas que hice no fueran suficientes, sino que yo no fui suficiente para ti.

Yo di todo, pero para ti seguía siendo poco.

Pero ahora vienes y me pides que sea tan egoísta para lastimar a las personas por ti. Lastimas a las personas que siempre han estado pata mí en todo momento.

No voy a hacerlo, por que aunque lo hiciera seguiría siendo poco para ti.

Like what you read? Give Sags a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.