EL AGUA ES VIDA

El planeta azul, también conocido como “Tierra”, que honestamente debería llamarse Agua. Es el tercer planeta del sistema solar, donde el 75% está compuesto por agua.

El cuerpo humano al igual que el planeta, está compuesto en ¾ de agua. Y es de vital importancia para los procesos del cuerpo humano, ya que todos requieren de ella para poder realizar sus funciones.

Una de las principales funciones del agua, es que actúa como transporte para los nutrientes de las células. Esto hace que el funcionamiento químico del organismo se encuentre equilibrado. También es un gran solvente, ya que al combinarse con las moléculas forman fluidos que se encargan de lubricar las articulaciones, los tractos digestivos, y otras partes importantes del organismo.

El agua tiene como propiedad ser un almacenador térmico, así que absorbe el calor ante algún cambio en la temperatura, con esto el agua ayuda absorber el calor del cuerpo, regulando la temperatura, y la libera por medio de la traspiración. Sin olvidar que es una parte muy importante de la membrana celular.

“El equilibrio del agua corporal en nuestro cuerpo, es resultado del consumo y la perdida de dicho liquido” (Mudge-Weiner). Esto quiere decir que, la ingesta y desecho del agua debe ser igual para mantener un equilibrio. La sed es un indicador de consumo de agua.

Solo hay dos maneras de que nuestro cuerpo obtenga agua, uno oralmente y el otro es por el metabolismo.

El agua se encuentra en los alimentos que consumimos y en los líquidos que tomamos en el transcurso del día. Aproximadamente, el 25% del agua ingerida oralmente proviene de los alimentos y el 75% proviene de las bebidas.

Como me menciono anteriormente, también se puede obtener como un producto del metabolismo, esto por medio del gasto de energía, es decir, entre menos energía se gaste mayor será el agua que se obtenga del proceso.

Pero bueno, en algún momento de nuestra vida se presenta el fenómeno conocido como deshidratación.

En ocasiones las condiciones ambientales y físicas generan un déficit de agua en nuestro organismo, lo que produce un desequilibrio de líquidos y electrolitos. Según sea la perdida de agua, la deshidratación se clasifica como isotónica, hipertónica e hipotónica.

Deshidratación isotónica

Se pierde agua y sodio del organismo en cantidades iguales. Puede ser por diarrea, vomito u otros padecimientos gastrointestinales que hacen que se pierdan líquidos y electrolitos.

Deshidratación hipertónica

Cuando se pierde más agua que sodio, puede perderse el agua a causa de fiebres, quemaduras, ejercicio, temperatura alta en el ambiente, entre otros factores.

Deshidratación hipotónica

Es cuando se pierde más sodio que agua, esto a causa mayormente de una dieta con bajo consumo de sodio.

El consumo de agua para cada persona dependerá del cuerpo y las condiciones en que se encuentre, en otra publicación de este blog se encuentra la fórmula para calcular que tanta agua se debe consumir como mínimo diariamente, eso es base a tu cuerpo.

Pero generalmente se recomienda que en hombres, se consuman 3.7 Litros de agua diarios, y en mujeres 2.7 litros, aunque la cantidad puede variar en caso de que se hagan actividades físicas.

El agua juega un papel muy importante en el organismo, no olvides consumir tus litros diarios. Beber el agua necesaria para tu cuerpo es una decisión y un estilo de vida.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.