Viajar en bondi.

El bondi, el colectivo, ese popular transporte argentino. No existe en todos los paises ni se vive igual en cada uno. Viajar en bondi en Argentina es un ejercicio muy particular.

Te preparas: te pones el jean, la remera, los zapatos y la campera. Hace 5 grados de temperatura afuera, lo dice el noticiero en la esquinita de arriba o de abajo chiquitito al lado de la hora. Te dice que hace frío, que te tenes que abrigar. Agarras la mochila, la SUBE, el celular con su cargador y salis.

El noticiero tenía razón, se te congelan las patas a penas cruzas la puerta. Es temprano, hay poquita gente en la calle y el sol todavía no se asomó comoletamente. Recién está amaneciendo.

Caminas algunas cuadras, con suerte menos de 3 si tenes el colectivo cerca. El aliento parece congelarse en el aire fresco de la mañana, aunque tengas bufanda igual vas tirando la cabeza abajo, el cuello se te acorta y la nariz intenta abrigarse junto con la boca bajo la ropa. Ahí llegaste, estas en la parada del bondi esperando que llegue. Hay dos mas, de vez en cuando todos se miran como diciendo: ¡Que frío que hace la con#$& de la lora!

Miras para la calle, todo el tiempo tratas de entrar en la mente del chofer de bondi para mandarle un mensaje: ¡Vení ya, que tengo las patas congeladas! Pasan 10 minutos, el mensaje al conductor evidentemente no llegó. Pasan 15, a veces esperas menos y a veces mucho más.

Lo ves, sí maldita sea, se asoma el bondi allá a dos cuadras lo ves doblar y dirigirse hacia tu parada. Ya vas pispeando, ves que en el parabrisa ae visualiza una buena cantidad de gente, viene hasta las bolas pensas y atinas a levantar la mano, así el chofer empieza a clavar los frenos para abrirte la puerta.

Ya está a media cuadra, pero no desacelera, sabes lo que va a pasar: Te va a dejar a pata, así que levantas mas alto la mano para que sepa qje estás ahí esperandolo.

Pasa de largo, te mira pero no frena, adelante viene hasta las bolas pero atrás está vacío : Que hijo de puta, pensas. Que hijo de re mil puta.

A los 5 o 10 minutos aparece otro, este sí, a este le levantas la mano cuando está a dos cuadras para que no se olvide que te tiene que subir.

Cuando está a dos cuadras empieza a frenar, esta es la mia, me voy a dejar de cagar de frío. El solcito ya está un poquito mas alto, te empieza a pegar un poquito en la cara. Se abren las puertas, subis y obviamente está lleno.

-Hasta la estación, le decis al chofer. Te marca 6 pesos en la maquinita de la sube, pasas la tarjeta y seguis camino pidiendo permiso entre la gente hacia el lado de atrás del colectivo.

Agarrada del pasamanos, de vez en cuando frena y te vas con toda la gente un poco hacia adelante. Las leyes de la física son así.

Cuando llegas hasta la estación bajas, después de una buena cantidad de gente por la parte de atrás.

Caminas por la estación, llegaa ma boletería del tren, pedis un boleto hasta Constitución y te vas al anden. Pasas el control y ahí te quedas, mirando hacia las vías esperando que llegue el bendito tren.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.