Pintame como quieras

(Sonambulo a su Servicio #1)

Fuente: https://www.pinterest.com/pin/123145371040926373/

Píntame como quieras,

Donde las realidades se encierran,

Donde el mar se tambalea,

Y las lágrimas se secan.

Píntame como quieras,

Con la sangre color tierra,

En donde sube la marea,

Colecciona en tu cazuela,

lo que el alma gotea.

Ve arribar la virgen mañana,

Con vientos bailando al ritmo de la tambora interna, sintiendo las caderas de un nuevo día, sin importar las tragedias de la vida, sin brindarle paso a los lamentos que ella envía.

Píntame cómo gustes,

Cómo imágenes que asusten,

Cómo paginas que incluyen,

La persona y su resumen.

Que más te puedo decir?

Que más te puedo ofrecer, aparte de la insignificancia de mi existencia?

Que más te puedo dictar, cantados ya los pensamientos, exprimida ya la esencia, y cosechados ya mis humildes frutos- te suplico me respondas lo más pronto posible, pues, te explico:

El tiempo es corto, cómo la vida de mi inspiración. En su brevedad, veo extendidas las respuestas a cada fibra de incertidumbre que llega a plagar el psique.

Por mi parte, lo veo alegremente inestable- cada vez más frecuentemente suplicándole al cielo embravecido que haga caer de una vez por todas las derrotas que surgen en el caos existencial.

Por la nuestra, lo veo cada vez más dividido. Siento vientos soplar, y nubes formar ejércitos de materia- cómo si creyentes en la noción que, entre más espacio acumulen, menos espacio tendremos para ver al cielo expuesto por el laberinto de perpetuo cuestionamiento que es; refugio del hombre en adaptación- y la mujer en marcha progresiva.

Sabio no es aquel que te ofrece respuestas, pues, en su rostro ha quedado innegablemente marcada la caligrafía de la arrogancia.

Sabio es el que te invita a preguntar cada vez más apasionadamente, gozando al ver cómo tu manía por identificar atrae contorsiones perplejas a la actualidad de tu ser.

Armado con pluma y cuaderno, veo arribar la mañana casera.

Siento el sol sobre la piel, y huelo caca de paloma- naturaleza Tacubera.

La tinta rapido se acaba, y al tomar de su finita reserva, siento dudas apaciguadas.

Una vez vacía la cápsula, la prestaré mi mirada a tus ojos. Y, con eterna serenidad, esperare a que descifres mis crípticos parpadeos.

Tomate tu tiempo. Arrimale otra mordida al pan, otro trago el cafe que se endulza solo al aterrizar en tu lengua de poeta, de artista, de estrella fugaz, y resurrecciones cenizeras.

Espero que, al terminar tu merecida comida, hayas logrado también descifrar lo que mi cara pedía:

“Píntame como quieras,

Cómo santo de trifecta, Cómo basura pasajera.

Píntame como quieras,

Pero nunca dejes de pintar,

Porque se que en tu incansable muñeca,

Resta,

Lo que me ha de identificar.”

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.