Oda a Mercedes Sosa

Por Juan F. Zeledón

Mercedes Sosa y su bombo.

La mujer que canta y su llanto se acompaña con los sonidos
Del bombo
Y le canta a la historia de su pueblo
Y le canta a las caracolas que están en el fondo del mar
Canta triste
Canta con el pecho en alto
Y la guitarra le rasga las lágrimas
Y de su garganta sale un poema de viento y de sal
“Y te vas como allá
Dormida Alfonsina vestida de mar”
En otra nota canta a la esperanza de tener la Tierra
Va a sembrar las palabras
Van a cultivarla los maestros los obreros
Y les promete las semillas
Que la vida será un dulce racimo de vino
Y canta la mujer con el pecho en alto
Y de su garganta sale un poema como disparo
De trazadora enrojeciendo el aire
Llevará una orquesta con los niños
La promesa a la semilla
El dulce racimo nuestro vino
Canta la mujer con el pecho en alto
Llora el corazón del mundo
Le canta al campesino le promete la luna los árboles
El silencio
Su canto se eterniza entre las rendijas de la Tierra la sal y el viento
Va a cantar al zenzontle y le canta a la Nueva Trova
¿Dónde está nuestra cantora?
La de los ojos brillantes ante las risas
Que suplantan el llanto
La que canta a la María
A la gente que no vive y apenas aguanta.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.